No ha sido fácil conseguir los 9.241 euros necesarios para sufragar los gastos del proceso de recogida de firmas de la Iniciativa Legislativa Popular por una Ley Urgente del Derecho a la Vivienda en la Comunidad de Madrid. No lo ha sido porque la campaña de micromecenazgo arrancó con las adhesiones ya recogidas y registradas en la Asamblea de Madrid y en una época del año condicionada por las vacaciones y las altas temperaturas. Sin embargo, y a pesar de unos inicios más que discretos, la campaña de donaciones se ha animado en las últimas semanas hasta superar con creces el objetivo mínimo de recaudación. A ello han contribuido sin duda hechos tan sangrantes como los desahucios de dos familias ejecutados la semana pasada a instancias del fondo buitre Encasa Cibeles en Parla o la acampada de Lidia y Santi, una pareja que, junto a sus cuatro hijos, fue expulsada de su casa por otro fondo, Fidere, el pasado 13 de junio. Seis días después del desahucio plantaron una tienda de campaña ante la Junta Municipal de Carabanchel y ahí siguen, esperando a que la Administración regional o el Ayuntamiento de Madrid les otorgue, de una vez por todas, una vivienda de emergencia social.

La ILP de Vivienda nace para prohibir que cualquier madrileño o madrileña se quede en la calle sin alternativa habitacional, como ha sucedido con estas tres familias, blindando la vivienda pública y castigando los usos antisociales de la vivienda que hacen los grandes tenedores.

Tras lograr el objetivo mínimo, los impulsores de la ILP inician una segunda fase de crowdfunding, la que persigue alcanzar la cuantía “óptima” de 14.691 euros, una cifra que permitirá relanzar la campaña de la propuesta legislativa tras el verano. Y es que, a pesar de las 76.773 firmas recolectadas, la ILP todavía no ocupa el lugar que merece en la agenda política. “Tenemos mucho trabajo por delante si queremos que nuestra ley llegue a cada vecina de cada barrio o pueblo, y que los políticos la sitúen entre sus prioridades. Y es ahí donde la aportaciones que solicitamos en esta segunda fase cobran todo el sentido”, indican los grupos promotores.

Recordemos que una vez que la Asamblea de Madrid retome su actividad, en el mes de septiembre, una formación política deberá llevar la ILP al pleno, con objeto de que se vote su tramitación. Se trata de un momento clave, y PP y Ciudadanos, los dos grupos que hasta el momento se han mostrado más escépticos con la propuesta, podrían impedir este paso, bloqueando un proceso democrático impulsado desde la ciudadanía.

La Coordinadora de Vivienda, la FRAVM y ALA alientan a aquellas personas que aún no han participado en el crowdfunding a que lo hagan antes de irse de vacaciones. “A quienes todavía albergáis alguna duda, os decimos que estáis a tiempo de colaborar; quedan días por delante y un objetivo óptimo que alcanzar. Esperamos devolveros con creces esta apuesta por el bien común, porque aquí no gana la banca: aquí ganamos todas”, concluyen.

Enlace a la página de crowdfunding: http://goteo.cc/ilpmadrid

Enlace al video promocional: https://youtu.be/R8M5xeZEPVg