Levantado en un descampado que se halla encajonado entre la autovía A-3 y las vías del tren de Cercanías, desde entonces el hospital solo dispone de una vía de entrada desde la Avenida de la Democracia, lo que obliga a los usuarios y profesionales del centro a dar molestos rodeos para acceder a sus instalaciones. El Infanta Leonor da servicio a una población de 300.000 habitantes.

Las asociaciones vecinales y otras organizaciones sociales, sindicales y políticas de los distritos citados llevan ocho años exigiendo la apertura de un paso subterráneo para vehículos y peatones que una el hospital con la calle Enrique García Álvarez, sorteando las vías del ferrocarril, así como los dos accesos proyectados desde la autovía de Valencia. Ocho años de movilizaciones y protestas ante unas administraciones que no han cesado de “pasarse la pelota” de unas a otras sin hacer nada al respecto. Los últimos presupuestos regionales y municipales incluyen partidas para iniciar la obra del paso subterráneo, pero como esto no es la primera vez que sucede, los vecinos y vecinas no se fían.

Así, tras una intensa campaña de recogida de adhesiones, mañana jueves 23 de junio a las 12:00 representantes de las asociaciones vecinales La Colmena de Santa Eugenia, La Unión UVA de Vallecas y PAU del Ensanche de Vallecas y de los colectivos Santa Eugenia Se Mueve, Grupo de Salud 15M VK, Plataforma del Sureste en Defensa de la Sanidad, MATS Madrid y Confluir Sanidad registrarán en la sede de la Consejería de Presidencia de la Comunidad de Madrid más de 12.000 firmas por la construcción del paso subterráneo. Tras la entrega de firmas, una copia de las cuales será remitida al Ayuntamiento de Madrid, los responsables ciudadanos atenderán a los medios de comunicación.

En su comparecencia, los portavoces vecinales, en nombre de una plataforma compuesta por una veintena de organizaciones, darán detalle de sus demandas, que van más allá de los citados accesos al hospital. De hecho, en el marco de un proceso de movilizaciones que continuará el próximo 28 de junio con una manifestación en el entorno del hospital, los colectivos también reclaman otras mejoras como un refuerzo del servicio de autobuses que llegan al centro médico, la gratuidad del párking, un incremento del número de camas y la incorporación de especialidades sanitarias muy demandadas como cirugía pediátrica, angiología, cirugía torácica y neurocirugía.