El Ayuntamiento de Madrid en pleno sometió a votación, en la sesión celebrada la mañana del 28 de octubre, la proposición presentada de forma conjunta por los grupos municipales del PSOE e IU para que el Consistorio adopte las medidas necesarias para evitar el desalojo del local que en la actualidad ocupa la AV Valle Inclán de Prosperidad o, en caso de no conseguirlo, buscar un espacio alternativo donde la entidad pueda seguir desarrollando sus actividades.

En su intervención, el concejal de IU, Ángel Lara, hizo un balance de la labor que, a lo largo de sus treinta años de vida, ha llevado a cabo la entidad y ha solicitado al equipo de Gobierno que ofrezca “soluciones extraordinarias” para una situación extraordinaria. Lara solicitó la mediación del Ayuntamiento de la capital con el Gobierno regional, propietario del local, para evitar su inminente desalojo y que contemple la posibilidad de ayudar a Valle Inclán para que pueda acceder a un espacio en el barrio de Prosperidad que le permita dar continuidad a una labor cuyo valor, añadió, ha reconocido el propio concejal de Economía y Participación Ciudadana, Miguel Ángel Villanueva.

La concejala socialista, Isabel Vilallonga, por su parte, acusó al Partido Popular de pretender hacer desaparecer del distrito de Chamartín una asociación “molesta”.

Finalmente, el Ayuntamiento de Madrid aprobó de forma unánime reconocer públicamente la labor social, cultural, reivindicativa y vecinal que lleva a cabo la entidad vecinal. El grupo municipal popular, sin embargo, votó en contra tanto de la mediación del Ayuntamiento en el conflicto que la asociación mantiene con la el Gobierno regional y como de facilitar un local a la entidad si el Juzgado ordena el desalojo.

“Nos quedamos –subraya la presidenta de la asociación, María Ganzarain– con el reconocimiento unánime del Ayuntamiento de Madrid a nuestra labor en el barrio, aunque este reconocimiento -lamenta- no evitará el desalojo de una de las asociaciones más antiguas de Madrid”.