“El uso de la fuerza exagerada en un momento así representa un peligro mucho mayor que simplemente el atraso de algún tren”, señala la CEAV, antes de proseguir: “No tiene justificación cuando el propio ministro ha anunciado que acepta el soterramiento de las vías del AVE desde el Reguerón hasta la misma estación del Carmen, reivindicación vecinal central, en un plazo aproximado de tres años”.

“Esto es propicio para crear un clima de negociación que el señor ministro ha roto con brusquedad, quedando pendiente estudiar con los propios vecinos en esos tres años qué pasará con los barrios colindantes y qué soluciones finalmente se adoptan. Y todo esto pensando que como casi siempre los vecinos y vecinas acabarán teniendo razón frente a la impaciencia autoritaria del ministro, del delegado del Gobierno y del propio presidente de la Comunidad de Murcia”, sostiene la confederación estatal en su nota, que es suscrita íntegramente por la federación madrileña.