Con la protesta, la comunidad educativa alcalaína, con las AMPAs y la Federación Local de AAVV a la cabeza quiere mostrar su rechazo a la LOMCE y a las políticas de recortes y ataques a la escuela pública, “cuando esta es la única que garantiza la igualdad de oportunidades”, indica la red ciudadana, antes de añadir: “la educación es un derecho fundamental desde el nacimiento. Por ello, esta Plataforma defiende y propone una nueva ley que tenga como meta este objetivo. Este derecho está basado en una serie de principios como la igualdad, laicidad, diversidad, inclusión, participación, etc. La educación no puede ser negociable”.

De hecho, continúa, “debe servir para comprender el mundo y mejorarlo haciendo de nuestros niños unos ciudadanos responsables, críticos, solidarios y democráticos. Para ello los poderes públicos deben garantizar y defender el derecho a la educación en todas sus etapas, desde infantil a universidad. La educación de personas adultas, además, debe contar con una red pública suficiente que cubra las necesidades existentes. La educación no tiene edad”. 

La marcha comenzará a las 11:00 en la glorieta donde confluyen la Avenida de Miguel de Unamuno con la calle Alejo Carpentier. “No es una marcha deportiva, por lo que no debemos tener prisa, iremos al ritmo de lo que más despacio vayan, así nos verán más. Se puede participar corriendo, en bici, patinete o andando (deprisa). Se realizarán paradas durante el recorrido para sumar a más gente y absorber a los rezagados. Cada uno puede esperar en cualquier punto del recorrido y unirse a la marcha hasta que quiera o pueda”, aclara la plataforma, que anima a los participantes a portar camisetas en defensa de la escuela pública.

Al final de la manifestación, las convocantes leerán un comunicado en defensa de la escuela pública y explicarán la ILP Por una Educación Inclusiva en la Plaza de Cervantes.