La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, junto a diversas organizaciones sociales y colectivos, continúa denunciando la lacra de la pobreza energética, que todavía afecta a más de cinco millones de personas en España a causa de los sucesivos incrementos en las tarifas de luz y gas, y el empobrecimiento de amplios sectores de la población debido a la crisis económica.

Las organizaciones de la plataforma manifiestan asimismo su rechazo al nuevo Real Decreto-Ley 7/2016 que regula la financiación del bono social eléctrico junto con otras medidas de protección a consumidores vulnerables, ya que, a su juicio, presenta graves deficiencias para ser efectivo y no servirá para acabar con la pobreza energética, además de resultar gravemente discriminatorio hacia las pequeñas comercializadoras y consumidores. Por ello, reiteran la necesidad urgente de elaborar una Ley contra la Pobreza Energética que defina esta situación, establezca medidas para reducir sus causas estructurales y garantice el acceso a la energía a los hogares en situación de vulnerabilidad. Además, reclaman que se regule un bono social energético que incorpore no sólo el suministro eléctrico, sino también el de gas natural y otros combustibles con los que se calientan el 65% de los hogares.

La energía es un bien común esencial y debe gestionarse con las obligaciones de servicio público que ello conlleva, como ya reconocía en el año 2013 el Comité Económico y Social Europeo en su dictamen sobre pobreza energética en Europa, recuerda la plataforma.

Por todo lo anterior, las organizaciones y colectivos de la plataforma convocan una movilización con motivo del Día Europeo de Lucha contra la Pobreza Energética, que se conmemora el 17 de febrero en recuerdo de la tercera y última de las extraordinarias olas de frío que recorrieron Europa en febrero de 1956. Durante ese mes, el continente soportó heladas excepcionales y frío intenso, completando el invierno más duro en Europa desde que se tienen registros.