La acción se inscribía dentro de la campaña por la vuelta al callejero de Madrid de los nombres acordados en 2017 por el pleno municipal, y que el actual Equipo de Gobierno ha revertido en el caso de esta calle y otras cinco con sus anteriores denominaciones, que guardan relación con el franquismo o el nazismo.

Resulta dolorosamente paradójico que un día antes del acto frustrado por la Policía Local, el 11 de marzo, el Ejecutivo local participara en los actos de homenaje a las víctimas de los atentados terroristas ocurridos ese día hace 18 años, cuando semanas antes, el mismo ejecutivo había retirado el nombre de “Memorial 11 de Marzo de 2004” de una de estas calles, para reponer el anterior de “Caídos de la División Azul”. Como todo el mundo sabe, la División Azul combatió a las órdenes de Hitler en el frente ruso de la Segunda Guerra Mundial.

La Plataforma convocante, integrada por movimientos pedagógicos, sindicatos de enseñanza, asociaciones vecinales y memorialistas, hace responsable de esta vulneración de la libertad de expresión al Ayuntamiento de Madrid y al concejal presidente de la Junta Municipal de Latina, Alberto Serrano, y reitera su voluntad de continuar la campaña anunciada hasta conseguir revertir el nombre de esta calle y las demás afectadas por la vuelta de nombres franquistas en el callejero de Madrid.

Estas son las calles en las que se solicita el cambio de nombres:

Maestra Justa Freire en lugar de Gral. Millán Astray 

Institución Libre de Enseñanza en lugar de Hermanos García Noblejas

Barco Sinaia en lugar de Crucero Baleares

Ramón Gaya en lugar de Cirilo Martín

José Rizal en lugar de El Algabeño

Memorial 11 de marzo de 2004 en lugar de Caídos de la División Azul