En octubre de 1998 la Coordinadora Salvemos la Dehesa de la Villa, Ecologistas en Acción y la Plataforma Salvemos la Casa de Campo inauguraron, de manera oficiosa, un sendero de gran recorrido que une la ciudad de Madrid con la Sierra de Guadarrama. Para ello recuperaron vías pecuarias y caminos históricos casi olvidados. El camino, que atraviesa a lo largo de sus 47’5 kilómetros el Palacio Real de Madrid, el Palacio de El Pardo y el Castillo de Manzanares el Real fue bautizado por sus promotores como La Senda Real. La Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada, por su parte, lo incluyó en el catálogo de senderos de Gran Recorrido de Europa. Ahora, el GR 124 es el segundo sendero de Gran Recorrido de la Comunidad de Madrid, una alternativa peatonal única que permite llegar desde la capital hasta la Sierra de Guadarrama atravesando el Monte de El Pardo y el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, algunos de los espacios naturales más privilegiados de la Comunidad de Madrid. La ruta discurre, más o menos, por la que seguían en el siglo XV los habitantes del Palacio Real para ir a cazar al pabellón que el rey Enrique III de Castilla mandó construir en el encinar del Monte del Pardo. Sin embargo, a pesar de que La Senda Real constituye la única alternativa para que peatones y ciclistas accedan a la Sierra de Guadarrama sin jugarse la vida en los arcenes de la carretera y, a pesar de que el proyecto obtuviera del Ayuntamiento de Madrid el premio de iniciativa ciudadana en el año 2000, el asfalto ha comenzado a invadir el recorrido de la senda. Hablamos de una incorporación a la M-30 que se comió el 80% del camino a la altura del Club Puerta de Hierro. Si bien el Ministerio de Fomento se comprometió, en 1999, a habilitar una plataforma que recuperara el derecho de paso e independizara el camino de la cuneta de la M-30, así como a instalar dos pasarelas peatonales que permitieran salvar el nudo de Puerta de Hierro y la confluencia de M-30 y M-40 cerca de Somontes, parece haberse olvidado de algunas de estas promesas. Los problemas, además, van aumentando. Problemas como la tala masiva de árboles en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares en un tramo que coincide con una vía pecuaria o la invasión de parte del camino por las obras de una urbanización en Colmenar Viejo. Para colmo, si nadie lo remedia, el futuro AVE a Segovia destruirá en parte el trazado de la senda. Por ello, decenas de vecinas y vecinos participarán en la octava edición de la Marcha Ecologista a Manzanares el Real. Porque la Senda Real ya es patrimonio de todos los madrileños. Y porque, dadas las circunstancias, necesita ser defendida. El recorrido total son 48 km que se realizan en dos etapas. La primera, de 23 km, partirá el sábado día 7 de octubre de la estación de metro de Príncipe Pío y de la Dehesa de la Villa. Los asistentes harán noche en Tres Cantos, cuyo ayuntamiento les ofrecerá una cena. El segundo tramo partirá de la estación de RENFE de Tres Cantos y finaliza en Manzanares el Real. Salida: sábado 7 de octubre a las 9h. de la estación de metro de Príncipe Pío (llevad comida y bebida). 10h: Dehesa de la Villa, junto al kiosco La Paloma Ambas columnas confluiran a las 11h. en el nudo de Puerta de Hierro sobre Sinesio Delgado

Domingo 8: salida a las 9h de la estación de RENFE de Tres Cantos.