En estos 17 años, denuncias ante el SEPRONA, mociones municipales y proyectos incumplidos han jalonado una sucesión de demoras que los vecinos exigen finalizar. Cuando la depuradora fue destruida, esta debería de haber sido reemplazada de manera inmediata para evitar que, como sucede a diario desde entonces, se contaminen las aguas del Arroyo de la Vega, un afluente del Guadarrama que se ubica en un entorno de máxima protección del Parque Regional del Curso Medio de este río.

Tanto el grupo de Ecologistas en Acción de la localidad como la Asociación de Vecinos han denunciado la pasmosa desidia de todas las administraciones concernidas. Se trata de “la Comunidad de Madrid, responsable de haber ejecutado el proyecto de forma incorrecta y con dejación de su responsabilidad; el propio Ayuntamiento, que en el año 2001 presentó un proyecto para solucionar el problema – proyecto que nunca se llegó a acometer – y que ha tolerado la situación durante todo este tiempo sin realizar ninguna actuación y sin exigir las debidas responsabilidades; la Confederación Hidrográfica del Tajo quien, conocedora del problema, su única iniciativa ha sido imponer multas al Ayuntamiento por un importe de 212.000 € sin encabezar una solución a esta intolerable situación; la Junta Rectora del Parque Regional – encargada de planificar y llevar a cabo el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Regional; y, por último, la empresa Canal Isabel II, que en el colmo del esperpento cobró a los vecinos afectados tasas de depuración y alcantarillado por un importe de 600.000 € sin siquiera verificar que se estaba realizando el servicio”, relata la asociación vecinal.

Hace cinco años Ecologistas en Acción de Villaviciosa de Odón presentó una denuncia ante el SEPRONA con el análisis de las aguas del Arroyo de la Vega sin que hasta el momento “hayamos tenido ninguna noticia a pesar de que en los análisis mencionados se concluía que la concentración de e-coli en el agua superaba en más de mil veces la concentración admitida por la OMS”, afirma la entidad.

Ayer, miércoles 20 de diciembre, las entidades sociales trasladaron su denuncia a la Agencia Europea del Medio Ambiente y al fiscal del Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid. Además, convocaron la citada concentración vecinal, que tendrá lugar a las 17:00 en la Plaza de la Constitución, ante el Ayuntamiento. Ese día se celebra un pleno municipal en el que representantes de las organizaciones convocantes han solicitado intervenir para interrogar al alcalde por sus planes de solución al grave problema de contaminación denunciado.