El desencadenante de esta protesta se halla en el cierre de la UCI pediátrica del centro, que se produjo el pasado 16 de enero tras la caída de su techo como consecuencia de la rotura de una tubería de agua. Los doce menores que estaban ingresados tuvieron que ser trasladados a tres plantas diferentes, lo que sin duda dificulta el trabajo del personal sanitario. Tal y como denuncia la Plataforma en Defensa del 12 de Octubre, “los familiares de los niños se quejan de que las condiciones no son las más adecuadas. Sirva un ejemplo: tienen que estar sentados en sillas de madera acompañando a sus hijos las 24 horas del día”.

La situación generada no es fruto de la casualidad. Trabajadores del centro ya alertaron en 2016 y 2017 de la aparición de goteras en la planta de la UCI pediátrica. Según la plataforma, el origen del problema se encuentra en “una mala planificación y gestión del servicio de mantenimiento” que, a lo largo de más de cuarenta años de existencia, “no se le ha dotado de los recursos adecuados”. Un déficit que se ha visto agravado “por las políticas de recortes en los últimos años, que ha causado que la plantilla del personal de mantenimiento del hospital se haya reducido en un 40% desde 2007”.

Pero la Plataforma en Defensa del Hospital 12 de Octubre y las asociaciones vecinales de los barrios que tienen como referencia este centro no solo se quejan de su deficiente mantenimiento. También hablan “de saturación de las Urgencias, de las interminables listas de espera, de que, cada vez, hay menos camas, menos quirófanos y menos profesionales sanitarios”.

Detrás de este panorama se encuentran “unos presupuestos para la sanidad pública claramente insuficientes” y que, a tenor de la plataforma ciudadana, se elaboran “con una única finalidad, la de favorecer la sanidad privada en detrimento de la pública, como lo demuestra la paralización de la construcción del centro de salud de Butarque”, en Villaverde. Precisamente el pasado 4 de febrero la Asociación Vecinal Independiente de Butarque (AVIB) impulsó una concentración para protestar por la decisión de la Comunidad de Madrid de aplazar la edificación de esta instalación al menos hasta 2020 cuando se había comprometido a ejecutarla este mismo año.
“Queremos más presupuesto público, más inversión y cero transferencias a la sanidad privada. Auditorías ciudadanas de la deuda en sanidad y control ciudadano de la gestión sanitaria. No al cierre de camas. En defensa de la sanidad pública, en defensa del Hospital 12 de Octubre”, concluye la plataforma en el comunicado elaborado con motivo de la manifestación de este sábado.