La marcha impulsada por los colectivos vecinales, sindicales, profesionales y de pacientes que componen la MESDAP arrancará a las 12:00 y en su transcurso coincidirá con una manifestación en defensa de las pensiones dignas convocada por CCOO, UGT y la Cumbre Social de Madrid. Como otras veces, finalizará ante el ministerio que dirige Dolors Montserrat, que sin duda será objeto de las principales críticas de las y los manifestantes. De hecho, uno de los lemas de esta 67ª Marea Blanca es “Dolors Monserrat, ausente en lo público, presente en lo privado”, que alude a la tendencia privatizadora de su gabinete, que no ha hecho otra cosa que continuar el camino trazado por sus antecesores.

Tal y como asegura la MESDAP en su sitio web, “la comercialización sigue avanzando con la subcontratación de servicios, primero de los servicios auxiliares (limpieza, seguridad, servicios informáticos, restauración…), y después de servicios médico-técnicos (laboratorio, rayos, transfusiones…) incluso el alojamiento, con hoteles privados para cuidado de pacientes, anexos a los hospitales”. Y, mientras esto se produce, se recorta o congela “el gasto público en salud y en servicios sociales”, lo que tiene un claro impacto “en los salarios y las condiciones de trabajo del personal”, en “los reembolsos de servicios y medicamentos” y “en los niveles de inversión (infraestructuras y equipamiento)”.

Para frenar esta deriva, que ha generado un deterioro palpable de nuestro sistema público de salud, como hace cada mes desde hace más de cinco años, la MESDAP hace un llamamiento a la ciudadanía madrileña para salir a la calle este domingo a reclamar una sanidad 100% pública y de calidad.