Sin embargo, esta senda está lejos del reclamado proyecto de corredor ecológico, pues lo que proponen dichos colectivos es proteger la amplia franja sin urbanizar que existe entre Casa de Campo y el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama, creando así un lugar de tránsito para la fauna y protegiendo hábitats diversos (retamares, humedales, encinares, pinares, cultivos agrícolas, praderas esteparias…), afectando a unas 2.500 hectáreas repartidas entre los municipios de Alcorcón, Boadilla del Monte, Madrid, Pozuelo de Alarcón y Villaviciosa de Odón.

Al mismo tiempo, los colectivos señalados no entienden la viabilidad de la senda ecológica sin que la Comunidad de Madrid apruebe la clasificación de la Cañada Real de Madrid, cuyo proyecto de clasificación fue abandonado el 10 de mayo pasado. Dicho desistimiento fue recurrido por Ecologistas en Acción el pasado lunes 2 de julio. Desde los colectivos citados se espera que el anunciado acuerdo de la Comunidad de Madrid con el Ministerio de Defensa cumpla con la Ley 8/1998 de Vías Pecuarias y suponga la clasificación de dicha Cañada Real, ya que tras el desistimiento se encuentran los intereses particulares del Ministerio de Defensa.

Precisamente para intentar desbloquear la clasificación de la Cañada Real de Madrid, vecinos y vecinas de Madrid, Alcorcón y Leganés se reunieron el mismo 2 de julio con los diputados del PSOE en la Comunidad de Madrid Mª Isabel Ardid y Agustín Vinagre. Estos se comprometieron a contactar con el Ministerio de Defensa para facilitar tanto la clasificación de la Cañada Real como la consecución del proyecto de Vía Verde sobre el antiguo trazado del ferrocarril militar que unía Leganés con Madrid. Asimismo, los representantes autonómicos aseguraron que participarán en otoño en un acto reivindicativo de la citada Vía Verde. Otro acuerdo alcanzado en la reunión fue preguntar por las perspectivas del Gobierno autonómico en la materialización de una red de corredores ecológicos a partir de un proyecto de planificación realizado en 2010.

En definitiva, como fruto de la movilización ciudadana (manifestada una vez más el pasado 30 de junio en la primera marcha nocturna de este verano entre Madrid y Alcorcón), desde la plataforma Campamento Sí y el Grupo Promotor del Corredor Ecológico se valora muy positivamente el interés y los pasos que distintas administraciones están dando a favor de la movilidad sostenible y la consecuente mejora de la calidad del aire en el Suroeste de Madrid (senda ecológica de Casa de Campo a Alcorcón, impulso a la Vía Verde de Madrid a Leganés, protección de las vías pecuarias, conversión de la A5 en vía urbana,…); sin embargo reclaman un mayor compromiso y coordinación entre las administraciones que consiga la protección de los espacios naturales sin urbanizar presentes en la zona.