La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), Ecologistas en Acción, el Observatorio Metropolitano, Jóvenes de IU, la Plataforma por una Vivienda Digna y el Sindicato Joven de CCOO, entre otras organizaciones, llevaron a cabo ayer la segunda edición del Especulatour, una viaje en autobús por ‘el Madrid que no queremos’.

La curiosa excursión ha comenzó a las 10h. en el PAU de Vallecas, donde los participantes ayudaron a la AV Pau de Vallecas a representar ‘CSI Vallecas’, una acción simbólica de denuncia de la inseguridad vial que viven los vecinos del barrio que consistió en pintar siluetas en la avenida del Ensanche de Vallecas para exigir al Ayuntamiento de Madrid que instale los 36 semáforos que prometió a la asociación vecinal hace más de un año. La entidad denuncia que ‘la avenida es escenario habitual de carreras de coches ilegales, accidentes automovilísticos y atropellos como el que provocó la muerte de un vecino el pasado 5 de septiembre’.

Tras la acción simbólica, el autobús partió en dirección al parque de Santander, donde la AV El Organillo y los vecinos reunidos en la plataforma Parque Sí en Chamberí explicaron las razones de su oposición al campo de golf que el Gobierno de Esperanza Aguirre ha construido en la zona verde y presentaron su modelo alternativo de ciudad.

El viaje finalizó al mediodía en Collado-Villalba, donde miembros del Foro Social de la Sierra y de Salvemos la Sierra denunciaron la construcción del ‘túnel de la especulación’, una infraestructura que no ha contado con el preceptivo estudio de tráfico y que, a decir del Foro Social de la Sierra, ‘ha supuesto la quiebra económica del Ayuntamiento, ya que los 20 millones de euros contemplados en el presupuesto inicial han alcanzado los 39 millones al final de la obra”.