El diagnóstico del desarrollo del Plan Especial de Inversiones (PEI) de Latina elaborado por la mayoría de las asociaciones de vecinos firmantes del Plan en reunión mantenida con la FRAVM el pasado 8 de mayo no es demasiado halagüeño. Así lo pusieron de manifiesto en una carta que la Federación Vecinal remitió el pasado 10 de mayo al área de Participación Ciudadana, en la que amén de hacer referencia a aquellas actuaciones sometidas a “retrasos injustificados y muy graves deficiencias en la ejecución”, reclaman al Ayuntamiento que tenga en cuenta las propuestas de las asociaciones vecinales para que la mesa de seguimiento del PEI sea un verdadero espacio de concertación y evitar desencuentros como el desatado en torno a “la ampliación de las instalaciones del polideportivo Gallur y para la reforma y ampliación del polideportivo Aluche” para los que el Ayuntamiento presentó los proyectos cerrados, haciendo “caso omiso a nuestras opiniones”. Apuntan, al respecto, que “lo que se ha realizado son meras reformas y actuaciones de mantenimiento” que, además, “han adolecido de una deplorable planificación”. Tanto es así que “los vecinos del distrito se han quedado un año sin piscina de verano, otro sin piscina de invierno y parece ser que en 2008 se volverán a quedar sin piscina de verano”.

El desarrollo de una las actuaciones “estrella” del PEI Latina, la remodelación del intercambiador de Aluche, también ha puesto de manifiesto la señalada falta de consideración de las propuestas vecinales ya que el Ayuntamiento obvió “una propuesta que contó con la opinión favorable de las asociaciones” y ha “impuesto” otra que “no resuelve los problemas planteados de conexiones entre diferentes barrios y ni el atasco en uno de los puntos más transitados del distrito”, por lo que advirten que en un futuro “habrá que volver a invertir más dinero público en resolver un problema que se podía abordar ahora”.

La disparidad de pareceres entre el Ayuntamiento de Madrid y las asociaciones vecinales se ha advertido también en el plan de mejora de la movilidad de acceso a Aluche por la avenida de Padre Piquer. “El Ayuntamiento da por finalizada esta actuación. Las asociaciones entendemos que no está (…) ni tan siquiera iniciada. En las sucesivas reuniones de la comisión de seguimiento se nos ha venido dando informaciones diferentes e incluso contradictorias sobre el tema. En marzo de 2007 se nos dijo que la actuación no se podía abordar porque estaba afectada por la Operación Campamento y en febrero de 2008 se nos dice que la actuación está ejecutada”.

A todo ello añaden la falta de previsión del Ayuntamiento, que “se ha gastado una importante cantidad de dinero público en la realización de estudios de viabilidad de unos aparcamientos para residentes, que luego resulta que no se pueden hacer porque los terrenos no son de propiedad municipal o porque están calificados como zona verde o deportiva. Una simple comprobación en los registros municipales habría bastado para no seguir adelante” y evitar así tamaño “derroche de dinero público”.

Como consecuencia de éstas y otras deficiencias detectadas se ha producido el retraso en la ejecucion de varias actuaciones, como en el desmontaje del poblado marginal “Las Mimbreras” que, aseguran, a fecha de hoy “casi no se ha iniciado”; en la construcción de un centro de Alzheimer en la calle Alhambra, debido a “una gestión muy lamentable” que, entre otros errores de cálculo, llevó al Ayuntamiento a no realizar “correctamente los deslindes”; en el desarrollo de un plan comunitario en la colonia del Lucero previo a la remodelación-rehabilitación de las viviendas y en lo que consideran es la actuación más importante del PEI, el cubrimiento de las vías entre las estaciones de Campamento y Empalme, de la que dependen otras actuaciones, como la conexión entre las calles Tembleque y Padre Piquer.

Las asociaciones reclaman, además, que cuando se haya realizado el desmontaje del poblado marginal de Las Mimbreras, el Ayuntamiento se comprometa a garantizar “el realojo a lo largo de todo el municipio de las familias que actualmente lo integran” y lleve a cabo “el consiguiente seguimiento institucional de apoyo social y formación de las familias realojadas”.

El desarrollo del PEI de Latina, concluyen, “no sólo está acumulando muchísimos retrasos injustificados y muy graves deficiencias en la ejecución”, sino que está poniendo de manifiesto que el Ayuntamiento “opera de manera unilateral” sin tener en cuenta las propuestas vecinales.

Por todo ello reclaman la inmediata ejecución de las actuaciones pendientes; que se levante acta de las reuniones de las comisiones de seguimiento y que se les haga entrega de las actas de las reuniones mantenidas hasta este momento; que la mesa de seguimiento “sea un espacio en el que las propuestas de las asociaciones sean tenidas en cuenta”, que el Ayuntamiento, al dar cuenta del desarrollo del PEI de Latina, informe también de los puntos de desacuerdo y no utilice el nombre ni el logo de la FRAVM o de las asociaciones de vecinos de Latina en esas actuaciones. Las asociaciones instan, asimismo, al Ayuntamiento de Madrid a que promueva la mesa de diálogo con la Administración central a propósito del destino de los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel. Anuncian, asimismo, en caso de que no llegue a conformarse, solicitarán una reunión urgente con el alcalde de la capital.