Un hombre de 72 años falleció el pasado 8 de septiembre al caerle encima una rama cuando iba andando por la acera de la calle Virgen de las Viñas, en el vallecano barrio de Santa Eugenia. El fatal accidente se sumaba al que, el pasado mes de junio costó la vida de otro vecino en el parque del Retiro y a los numerosos desprendimientos de ramas que, día si y día también, se registran en los barrios de la capital.

El sábado 13 de septiembre a las 12h la asociación vecinal La Colmena de Santa Eugenia, que ha elaborado un exhaustivo informe de la situación del arbolado del barrio, recordó al vecino en el lugar en que falleció en un acto en el que guardaron dos minutos de silencio y se recogieron 1.900 firmas para exigir al Ayuntamiento de la capital que extreme el mantenimiento del arbolado. “Hay árboles que están en peores condiciones que el que se provocó el accidente”, advierten.

Unos días más tarde, el 18 de septiembre, llevó a cabo una manifestación desde el punto en que acaeció el accidente hasta la Junta Municipal de Villa de Vallecas coincidiendo con la celebración del pleno. Los vecinos pudieron entrar en la Junta con dificultad pero no pudieron intervenir porque nos les dieron la palabra.

La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) continúa recopilando información de los incidentes derivados del deficiente mantenimiento del arbolado de la capital, agravado por la disolución del contrato de mantenimiento de las zonas verdes en un contrato integral de prestación de servicios aprobado en agosto de 2013 que, en la práctica, supuso un recorte no solo cuantitativo (hay 228 jardineros menos en la capital) sino también cualitativo.