La determinación de la Plataforma M-50 No de paralizar o, al menos, modificar el proyecto de construcción de una nueva autopista que servirá para conectar la carretera de La Coruña (A-6) y la autovía de Burgos (A-1) es tan sólida como el interés del Gobierno regional en seguir adelante con unas obras que han generado una activa oposición ciudadana. Así lo puso de manifiesto a principios de enero el director general de Carreteras del Gobierno regional, Borja Carabante, que anunció que el Ejecutivo tendrá concluido el proyecto a lo largo de este año, una vez superada la inicial oposición del Ministerio de Fomento, que en octubre del pasado año, retiró el recurso presentado ante el Tribunal Constitucional.

La Plataforma, que ha convocado numerosas movilizaciones para poner de manifiesto su oposición a la construcción de la nueva autopista, insiste en que el cierre norte afectará de forma irreversible dos espacios protegidos de incalculable valor natural: el Monte de El Pardo y el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. “El anteproyecto -subraya- supone la desaparición de 200.000 metros cuadrados de zonas arboladas que incluyen encinas centenarias, un preocupante incremento de la contaminación acústica y atmosférica, la destrucción de un tercio del recién inaugurado Parque de la Dehesa y un aumento del tráfico en los barrios Dehesa Vieja, Granjilla y Arroyos, de San Sebastián de los Reyes y en los nuevos barrios de Tempranales y Fuentelucha, de Alcobendas, sin que nadie haya contemplado ninguna medida para evitar el previsible deterioro de la calidad de vida de sus vecinos”.

A juicio de las asociaciones vecinales que forman parte de la Plataforma, la anunciada aprobación del proyecto hará que “las futuras generaciones queden hipotecadas por sus nefastas consecuencias: el tráfico no mejorará -advierten- y tendrán que pagar por su utilización, quedando su salud y el medio ambiente afectado para siempre”.

Dispuesta a seguir dando la batalla para intentar que el Gobierno regional paralice el proyecto, la Plataforma ha organizado para el próximo sábado 30 de enero una chocolatada, un suculento reclamo que aprovecharán para informar a sus vecinas y vecinos y para “exigir que la Comunidad de Madrid aplique la misma solución para el tramo que discurre por San Sebastián de los Reyes y Alcobendas que para el monte de El Pardo. Si allí discurre a través de un túnel para proteger su fauna y su flora, ¿por qué a nuestros dos municipios, donde viven miles de personas, no se les quiere dar la misma protección?”, cuestionan. La Plataforma aprovechará para recordar al Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes que “respete y cumpla la moción aprobada el 18 de octubre de 2005 por unanimidad de todos los grupos políticos para exigir a la Comunidad de Madrid la construcción de un túnel en la totalidad del trazado a su paso por San Sebastián de los Reyes y Alcobendas”, un objetivo que confian conquistar toda vez que, entienden, ‘está obligado a cumplir su compromiso’.