Tal y como recuerda Lorenzo Álvarez, presidente de la Asociación de Vecinos de Las Tablas, “la Comunidad se comprometió a construir un centro de salud que estaría funcionando a finales del año 2006, pero hasta ahora no se ha hecho nada, aunque en algún despacho del propio consejero de Sanidad, se decoran las paredes con el proyecto arquitectónico” del ambulatorio. “A día de hoy, las hierbas y los charcos que han producido las recientes lluvias siguen ocupando la parcela donde se ha previsto la construcción de este centro, tan necesario y prioritario para los miles de vecinos del barrio”. Recordemos que en la actualidad Las Tablas acoge a unos 24.000 habitantes, que para recibir atención primaria pública deben desplazarse a los dos únicos centros existentes en el distrito, los de Begoña y Valverde-Fuencarral, que desde hace tiempo se encuentran saturados.

A la par que el barrio carece de ambulatorios públicos, “las clínicas y hospitales privados siguen floreciendo en el entorno del barrio de Las Tablas, Sanchinarro y Montecarmelo” subraya la citada entidad ciudadana, antes de cargar las tintas contra los responsables de la Comunidad de Madrid: “A Esperanza Aguirre y su consejero de Sanidad, el señor Güemes, les preocupa muy poco la salud de los habitantes de Las Tablas. De los vecinos y vecinas que no se pueden pagar una póliza privada, de los que simplemente no la quieren pagar, pero que con la contribución de los impuestos de todos y todas, están en su derecho de exigir una Sanidad Pública y cercana para los vecinos y vecinas”.