Con ocasión de la celebración del Día Internacional del Libro, la Comunidad de Madrid “se convierte –en palabras del Ayuntamiento de la capital– en el escenario de la gran fiesta de la lectura con más de 500 creadores, casi 200 librerías y más de 150 instituciones implicados en más de 600 actividades: recitales, conferencias, coloquios encuentros, talleres, firmas, cuentacuentos, etc”.

En algunos barrios de la periferia madrileña, sin embargo, sus vecinas y vecinos deben trasladarse a otros barrios para tomar prestado un libro o acceder a una sala de lectura. Es el caso de San Fermín, un barrio del distrito de Usera que roza los 25.000 habitantes. O lo sería si la asociación vecinal no hubiera abierto una “biblioteca vecinal” en 1994 que funciona con el trabajo voluntario de los miembros de la entidad y con fondos propios. A este espacio, ubicado en el albergue de San Fermín, acuden más de 500 personas y sirve de “refugio” al alumnado de la escuela infantil San Fermín, del Colegio Público República de Brasil y de varios institutos cercanos. Además del préstamo de libros y la disposición de una sala de consulta y estudio, la asociación organiza actividades de animación a la lectura y de desarrollo de hábitos lectores.

Sin embargo, este espacio resulta claramente insuficiente para atender la demanda de un vecinario “castigado por el paro y afectado por el fracaso escolar’.

Tras años de reivindicaciones, en 2008, el entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, firmó el compromiso de construir una biblioteca pública municipal en San Fermín en el marco del Plan Especial de Inversiones del distrito de Usera 2009-2013.

En 2014 no hay ni rastro de la biblioteca. Es más, no hay rastro siquiera de la reserva de la partida presupuestaria para construirla. Por eso, a asociación exige la ‘urgente’ y ‘necesaria’ construcción de este equipamiento y que el Ayuntamiento reserve la partida presupuestaria para su ejecución en 2015, para lo cual ha iniciado una recogida de firmas online.

El domingo 27 de abril a partir de las 11.30h la asociación vecinal San Fermín celebrará el Día del Libro con actividades para niños y mayores, como la presentación de un libro de poesía en esperanto.