Las asociaciones de vecinos de Latina y Carabanchel Alto llevan más de 15 años reivindicando la construcción de un hospital en los terrenos de la antigua Cárcel de Carabanchel. En este tiempo, señalan los portavoces vecinales ‘hemos encontrado la oposición de las Administraciones implicadas: Ayuntamiento de Madrid, Ministerio del Interior (Instituciones Penitenciarias) y Comunidad Autónoma (Consejería de Sanidad)’. Poco a poco y, como resultado de las movilizaciones realizadas por los vecinos consiguieron posicionamientos más favorables a la reivindicación. Primero fue el Ayuntamiento el que, en un Pleno, aprobó la creación de una mesa de negociación para dialogar sobre el destino de esos terrenos, en la que participarían, junto con las administraciones implicadas, las entidades vecinales. ‘Después -añaden-, hemos mantenido reuniones con el jefe de gabinete del ministro del Interior y nos encontramos a la espera de que nos convoque de nuevo para definirnos con claridad la posición del Gobierno’.

Ahora es la Comunidad de Madrid. Según anunció ayer Esperanza Aguirre, parece que el programa del Partido Popular de cara a las próximas elecciones incluirá este proyecto. Las asociaciones dan la bienvenida ‘a esta administración, si bien no sabemos si creernos ese súbito cambio de Esperanza Aguirre y del Sr. Lamela cuyo partido, no hace mucho, nos decía que las necesidades sanitarias de los vecinos de Latina estaban suficientemente cubiertas con el Hospital Clínico. Repetimos: BIENVENIDOS a este carro del que llevamos tanto tiempo tirando las asociaciones de vecinos. Esperamos sinceramente que quede definida en ese mismo sentido la posición del Ministerio del Interior. El PSOE de Latina siempre ha apoyado las movilizaciones vecinales y son innumerables las presencias de sus representantes en las mismas. No querríamos que ahora, en el momento de la verdad, nos encontráramos con que una Administración socialista deja tiradas e insatisfechas las demandas de los vecinos y vecinas de Latina y Carabanchel Alto. Finalmente queremos dejar claro que nos parece inaceptable que se construya un nuevo hospital con un modelo de gestión privada. Queremos un hospital enteramente público con gestión pública y en terrenos públicos’.