La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Latina, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) y Ecologistas en Acción han registrado esta mañana sus alegaciones a la Operación Campamento en la Junta Municipal de Latina.

A continuación, Antonio Abueitah, portavoz de la Coordinadora, el presidente de la FRAVM, Francisco Caño y Juan García, en representación de la organización ecologista, han detallado en rueda de prensa sus propuestas y reivindicaciones, dirigidas a que “el futuro desarrollo del ámbito se realice conforme a unos criterios sociales que verdaderamente garanticen la efectividad de la política de vivienda, el abaratamiento de los precios de mercado y la posibilidad de los madrileños de acceder a una vivienda digna, sin especulación privada y sin especulación pública”.

Para ello las entidades consideran necesaria la redefinición del convenio entre el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento de Madrid, la enajenación preferente del suelo al Ayuntamiento de Madrid en aplicación de la Ley de Capitalidad así como la promoción pública del ámbito completo, pues “es la única manera de romper de una vez por todas la tendencia a utilizar el desarrollo urbano como vía de financiación fácil a costa de la población y del territorio”.

Tras reivindicar que las administraciones implicadas en la operación abran un proceso de participación ciudadana –el proyecto se sometió a información pública durante el período navideño-, los portavoces vecinales y ecologistas han hecho especial hincapié en que la operación urbanística ha de garantizar los equipamientos sobre la edificación residencial, la prioridad social sobre la especulativa y el destino de los actuales cuarteles para la construcción de equipamientos públicos distritales y generales.

En lo referido a la construcción de vivienda, han reivindicado “la cesión del suelo gratuita por parte del Ministerio de Defensa para la construcción de vivienda protegida y equipamientos sociales y la calificación del 100% del uso lucrativo residencial para vivienda de protección pública, preferentemente en alquiler. En su opinión, es necesario garantizar la construcción de los equipamientos distritales necesarios antes de la entrega de las viviendas: un hospital de referencia (manteniendo las reivindicaciones del uso público del Hospital Central de la Defensa y de la construcción de un hospital en los terrenos de la cárcel de Carabanchel), una residencia pública para la tercera edad, un centro de especialidades, y de modo simultáneo a la construcción del uso residencial, la construcción de colegios e institutos públicos, centros de salud, centros culturales, escuelas infantiles, bibliotecas, polideportivos, parques y zonas verdes.

En el capítulo de infraestructuras, los representantes vecinales consideran que las actuaciones previstas por las administraciones están destinadas a fomentar el transporte privado y el incremento de vehículos que acceden a la ciudad. Solicitan, por tanto “una alternativa global que integre la totalidad de la A-5 desde la M-40 hasta la Avenida de Portugal para eliminar el efecto barrera que supone esta autovía para los barrios del distrito de Latina y elimine los ruidos y las molestias que sufren los vecinos del entorno; la declaración de Zona de Actuación Acústica en los tramos con más ruido; el soterramiento del paseo de Extremadura (A-5) desde su salida en la avda de Portugal (A-5) hasta la conexión con la carretera de Boadilla; la retirada de la ampliación de la avenida de la Aviación y del desdoblamiento de la Carretera de Boadilla por su enorme impacto ecológico y la afección directa sobre los vecinos del entorno y la retirada de la propuesta de construcción de un túnel bajo la cuña verde hasta la M-30 por suponer una infraestructura que únicamente está destinada a fomentar el transporte privado”. Como complemento a estas medidas, solicitan una ampliación de la red de Metro que evite la saturación de la línea 10, que podría pasar por la ampliación de la línea 11 hasta Las Águilas y continuación desde la estación de Plaza Elíptica hacia el centro y el norte de la ciudad y la apertura de nuevas conexiones de metroSur con la red de metro; la extensión y mejora de la red de autobuses urbanos e interurbanos; la construcción de un nuevo intercambiador en la zona de Parque Europa; la creación de aparcamientos disuasorios y, por último, la creación de carriles bici comunicados con el anillo verde ciclista”.

Por último, en el capítulo de medio ambiente, han advertido que la segunda fase de la operación Campamento se desarrollará en unos terrenos de enorme riqueza ambiental y ecológica, por lo que solicitan que la operación observe la integración del medio natural con el urbano de forma sostenible. A tal objeto, proponen, entre otras medidas, “la construcción de corredores ambientales a lo largo de la operación; la adopción de soluciones urbanísticas que respeten los cauces de los arroyos Valchico y Merques y la conservación del Pinar de la Dehesa; la clasificación de las zonas afectadas por la Cañada Real como Suelo no Urbanizable Protegido; la creación de un parque forestal que abarque toda la zona norte de la operación y la recuperación como vía verde del trazado de la antigua línea de tren a Almorox”.