El concejal del distrito de Usera, Jesús Moreno, ha acompañado esta mañana a representantes de la A.V. Martes de Orcasur y a Francisco Caño, presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) en un paseo por el barrio en el que los vecinos han señalado algunos de los problemas por cuya resolución llevan años trabajando. Antonio Merchán, presidente de la asociación, ha aprovechado para denunciar el abandono de los espacios interbloques, el uso de algunos locales del centro comercial del barrio y el hecho de que muchos locales del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) permanecen cerrados y abandonados. Merchán, ha aprovechado, asimismo, para hacer una parada en el punto de confluencia de la avenida de Orcasur y la avenida de los Poblados, lugar en el que diariamente, según consta en varias denuncias registradas en la Junta Municipal, varios camiones cisterna cargan sus depósitos “de siete a ocho de la mañana” con agua potable para la limpieza del alcantarillado. La asociación ha recordado al concejal que la administración ha hecho caso omiso a las múltiples denuncias que, desde hace más de un año, ha registrado, una situación que consideran insostenible, haciendo referencia a la grave sequía que asola la región. Tras el paseo, el concejal se ha dado cita en la parroquia de San Simón y San Judas con el resto de entidades que, junto con la de la asociación de vecinos, forman parte de Plataforma de Orcasur. Allí, Moreno ha prometido interesarse por los temas planteados a pesar de que muchos no son de su competencia, a ofrecer ayudas a las entidades ciudadanas a través de subvenciones de la Junta Municipal y a pedir reuniones con el IVIMA para avanzar en la recepción de barrios y locales e insitir en la necesidad de arreglar muchas viviendas y locales que el instituto de la vivienda tiene en el barrio.