El pasado miércoles 7 de septiembre representantes de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) se dieron cita con responsables de la consejería de Transportes e Infraestructuras, a iniciativa de la consejera, Mª Dolores de Cospedal, en respuesta a la honda inquietud provocada en los vecinos por la tala de árboles provocada por las obras del intercambiador en la plaza de Fernández Ladreda.

Cospedal comunicó a los representantes de la FRAVM y de las asociaciones de vecinos de los distritos de Usera y Carabanchel que las obras han supuesto la tala de 397 árboles en la plaza Elíptica, aseguró que no se va a producir ninguna más y adquirió el compromiso de remitir a la organización, a lo largo de la semana próxima, el proyecto de obra del intercambiador con el objeto de responder a las dudas, observaciones y sugerencias aportadas por las entidades vecinales, reconociendo en todo momento la escasa información aportada al respecto a la ciudadanía.

Cospedal se comprometió, asimismo, a informar con detalle de las obras de construcción de los intercambiadores de Príncipe Pío, Plaza de Castilla y Chamartín a fin de actuar con la mayor transparencia en varias reuniones que tuvieron lugar los días 22 (Príncipe Pío) y 29 de septiembre (Plaza de Castilla y Chamartín).

Entre tanto, el 26 de septiembre, la sede de la A.V. Comillas acogía una asamblea vecinal en la que se planteó la necesidad de constituir una comisión de seguimiento de las obras de la plaza Elíptica, una petición que la consejera aceptó. Así, en adelante, las asociaciones de vecinos del ámbito afectado, la FRAVM y la Consejería de Transportes mantendrán reuniones periódicas con el objeto de recoger las sugerencias de los ciudadanos e informar puntualmente a las entidades vecinales del curso de las obras.