El legado que el recién destituido director gerente del Instituto de la Vivienda de Madrid, Juan José Franch, ha dejado a su sucesor va a tener muy ocupado a Domingo Menéndez. Sin ir más lejos, los vecinos de la UVA de Hortaleza recordarán al nuevo responsable las indignas e insalubres condiciones en las que, desde hace años, viven cientos de familias de la zona. Hartos del silencio y la pasividad de los responsables municipales, los vecinos han convocado una manifestación que tendrá lugar el martes día 11 de mayo. Portavoces de la asociación de vecinos explican así la situación: “Desde la llegada del Partido Popular a la Comunidad de Madrid, hace nueve años, la Asociación de Vecinos U.V.A. de Hortaleza se puso a disposición de los responsables del Instituto de la Vivienda de Madrid –IVIMA- para intentar finalizar la remodelación total del barrio. Finalmente, el Plan Especial de Reforma Interior fue definitivamente aprobado en el año 1998 dividiéndose su ejecución en cuatro fases. Después de llevar a cabo varias movilizaciones vecinales y de que los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid, PSOE e IU, plantearan el tema en sus intervenciones, el entonces Consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, adquirió el firme compromiso de que las obras finalizarían en el 2003. Hoy, el balance no puede ser más negativo: sólo se ha hecho entrega de 304 de las 1.104 viviendas nuevas previstas”. Pero eso no es todo. A la demora en la entrega hay que sumar las lamentables condiciones de salubridad y seguridad en las que obligan a vivir a los vecinos del barrio. “Hay grandes núcleos de infraviviendas con edificaciones abandonadas, derruidas o quemadas que suponen un importante riesgo para la salud de las personas. La basura y los escombros acumulados han favorecido la proliferación de ratas. Por si fuera poco, hay vecinos de la zona que han sido víctima de actos vandálicos en un contexto de abandono absoluto y falta de compromiso por parte de la administración local”. Por todo esto, la A.V. UVA de Hortaleza ha convocado una manifestación a fin de reivindicar la urgente resolución de los siguientes objetivos: Finalización del PERI/98 en el 2006 recogiendo el término “novación”. Sin oponernos a la modificación planteada en el año 2001 por el IVIMA que, a fecha de hoy, no está presentada en Gerencia de Urbanismo. Liberar suelo en la parcela 1, 2 y 3 para seguir construyendo las 162 viviendas previstas en el proyecto inicial, aprobado en marzo de 2003. Derecho de subrogación de los nietos y familiares de las personas ancianas con contrato diferido a la propiedad que necesitan de su apoyo.Aplicación a todos los vecinos regularizados del Decreto 100/86 con las modificaciones del 44/90. Entrega a sus adjudicatarios de las 132 viviendas construidas desde el año 2002. Acondicionamiento y apertura del Centro de Día de la tercera edad. Local social para la Asociación de Vecinos después de siete años de promesa municipalReparación necesaria y urgente de los bloques 32 y 33. Entrega de nuevos locales comerciales a los comerciales del barrio.