El 2 de agosto de 2006, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) y la Coordinadora de Asociaciones Vecinales de Vallecas firmaron con la Comunidad de Madrid un acuerdo para el desarrollo de varios proyectos en los distritos de Vallecas, entre ellos, la puesta en marcha de tres Centros de Acceso Público a Internet (CAPI) en las sedes de las asociaciones vecinales de Los Pinos de San Agustín, Madrid Sur y Norte de Albufera, para lo que el Gobierno regional reservaría una partida presupuestaria de 135.000 euros.

En el mes de enero, la responsable de Innovación Tecnológica invitó a las asociaciones a contratar el mantenimiento de los equipos informáticos y el servicio de dos personas para abrir, a la mayor brevedad posible, el servicio al público .

“Las asociaciones contratamos el personal y pusimos en marcha los CAPI con nuestros propios medios a instancias de la Consejería de Innovación Económica. Poco después, sin embargo, nos anunciaron que los expedientes habían sido rechazados por motivos jurídicos, que la dirección había fiscalizado el dinero y que no nos lo iban a dar, tal y como se habían comprometido”, señala Francisco Gañán, presidente de la AV Norte de Albufera.

Tras varias movilizaciones y multitud de reuniones, los representantes vecinales lograron que el pasado mes de junio el viceconsejero de Presidencia, Alejandro Haffter, se comprometiera a desbloquear el tema y a ofrecer una solución antes del mes de julio. Ninguno de los responsables del Gobierno regional movió ficha. Tras hace pública la denuncia, el pasado mes de enero la concejala del distrito de Puente de Vallecas, Eva Durán, comunicó a los representantes vecinales que Esperanza Aguirre ordenó el pago de la cantidad adeudada al responsable de Hacienda. “A día de hoy seguimos sin tener noticias. Nuestras asociaciones están ahogadas economicamente y no podemos seguir pagando al personal al tener agotadas las pólizas de crédito correspondientes”, añade. “La decision politica de abrir los tres CAPI debe ir acompañada de la voluntad política de resolver este problema. No puede ser que embarquen en un proyecto de estas dimensiones a tres asociaciones que nos las vemos y deseamos para salir adelante y ahora nos dejen”, remata Francisco Gañán, portavoz de la Coordinadora de Asociaciones de Vallecas.

Los CAPI ofrecen acceso gratuito a internet, cursos de informática, ofimática y navegación de 9 a 21 horas a una media de 800 a 900 personas al mes.