Los seis miembros del movimiento vecinal vallecano acusados de faltas graves en los altercados producidos durante un pleno de la Junta Municipal de Puente de Vallecas en el que reivindicaban el emplazamiento de las fiestas populares de La Karmela el 4 de junio de 2009 fueron absueltos por el Juzgado de lo Penal número 17 de Madrid el pasado 13 de mayo.

El juez consideró que no se puede probar una resistencia a la autoridad tal que pueda ser calificado de atentado contra la autoridad y por tanto lo dejó en una falta, que además dió por prescrita, ya que el procedimiento tardó más de seis meses en resolverse.

Javier Espinosa, uno de los vecinos acusados, se enfrentaba a una petición fiscal de un año y medio de cárcel por presuntos delitos de atentado y faltas contra el orden público y lesiones. Los hechos se produjeron el 4 de junio de 2009 cuando unos vecinos de la asociación vecinal Alto del Arenal decidieron asistir al pleno para apoyar una pregunta que el vocal de IU iba a formular sobre la cesión de un solar municipal para la celebración de la tradicional fiesta de La Karmela.

La sentencia recoge que ‘no ha quedado acreditado que los acusados, todos ellos mayores de edad y sin antecedentes penales, fueran las personas que en el Salón de Plenos alteraran el orden’. Tampoco considera acreditado que Javier Espinosa ‘golpeara al agente en la zona lumbar y en el dedo causándole lesiones que requirieron para su curación de 14 días impeditivos con una primera asistencia y sin secuelas’ ni que ‘golpeara de manera directa e intencionada’ a un agente, como alegaba la acusación.

Las asociaciones vecinales de Vallecas y la FRAVM celebraron una sentencia que avala la versión de quienes participaron en el polémico pleno, que desbarata la versión defendida por la propia concejala del distrito, Eva Durán y que alimenta la determinación del movimiento vecinal de seguir defendiendo la democracia participativa y los derechos y libertades de la ciudadanía.

Foto: Kaos en la Red.