La Coordinadora de Asociaciones de Latina y la A.V. Carabanchel Alto, que desde hace 15 años exigen la construcción de un hospital en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel que preste servicio a los miles de vecinos y vecinas que en la actualidad han de desplazarse hasta el Clínico y el 12 de Octubre, celebran “el primer compromiso verbal entre la administración central, propietaria de los terrenos y la autonómica, responsable de la gestión sanitaria, para la construcción de un nuevo hospital cuya gestión y titularidad deben ser plenamente públicas”. Señalan, sin embargo, que “lo que nos resulta totalmente inaceptable y rechazamos tajantemente es la pretensión de especular con estos terrenos para la obtención de plusvalías”. Recuerdan que tal medida, no sólo es contraria a lo recogido en el artículo 47 de la CE, sino que colapsará más aún los servicios de una zona que ha crecido notablemente con los desarrollos urbanísticos del PAU de Carabanchel y la Operación Campamento. Además, “los terrenos fueron expropiados en su día a sus titulares para la construcción de equipamientos, y por tanto deben seguir conservando esta finalidad dotacional”. Los portavoces vecinales lamentan “la facilidad con la que las administraciones se ponen de acuerdo a la hora de tratar asuntos relacionados con el ladrillo, la especulación y las grandes infraestructuras, y, por el contrario, las dificultades y años de lucha que cuesta conseguir la solución de las necesidades de los ciudadanos” y anuncian que no dejarán de luchar para impedir la especulación con estos terrenos, asegurar el carácter plenamente público de la gestión del futuro hospital y reclamar la construcción de un espacio para la memoria histórica de las personas que fueron represaliadas por la dictadura franquista, reivindicaciones todas ellas que trasladarán tanto al ministerio de Interior, a la consejería de Sanidad y a los partidos con representación en la Asamblea de Madrid.