Este nuevo anuncio desdice la promesa de paralización del plan realizada en febrero por el presidente Ángel Garrido, que sostuvo que dejaría la decisión de aplicarlo al Ejecutivo que saliera de los comicios autonómicos de mayo. Sus palabras se produjeron después de varias semanas de movilizaciones ciudadanas, muchas de ellas impulsadas por las asociaciones vecinales y la FRAVM.

A pesar de ello y de que aún no se ha realizado la evaluación del proyecto piloto, ni ha hecho públicos los datos de su estudio, ahora la Consejería de Sanidad da la luz verde a que los 14 establecimientos seleccionados consoliden, si así lo solicitan, el nuevo horario, que pasa por finalizar a las 18:30 las consultas en medicina de familia y pediatría. Lo hace, además, después de haber cosechado la oposición rotunda de las asociaciones vecinales, los colectivos de pacientes y usuarios, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP-Marea Blanca) y las demás plataformas pro sanidad pública, así como de la mayoría de los sindicatos sanitarios. Los ayuntamientos de Alcalá de Henares, Arganda del Rey, Aranjuez, Getafe, Móstoles, Navalcarnero, Leganés y Soto del Real también han solicitado al Ejecutivo Regional la retirada de su polémico plan.

“Por desgracia, no nos ha extrañado nada la actitud de la Presidencia y de la Consejería de Sanidad, ya que su plan encaja perfectamente con su defensa de un cambio de modelo sanitario en la región. Pero no vamos a tolerar que con nuestros impuestos se reduzca la atención sanitaria a los usuarios y continuaremos batallando como ciudadanía hasta la retirada total de esta propuesta, ya que deteriorará la calidad asistencial y abre las puertas a una reducción mayor de las plantillas sanitarias”, sostiene Marisa Torres, portavoz de Sanidad de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM). En estos días, la entidad recopila las firmas que sus colectivos han recogido en los últimos tres meses contra la Propuesta de Modificación Organizativa en Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, y que ya se cuentan por decenas de miles. Su intención es trasladarlas a la Consejería de Sanidad en el mes de mayo.

Por otro lado, ayer por la tarde, la Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés se concentró contra el plan autonómico ante el Centro de Salud Huerta de los Frailes, uno de los 14 afectados por el pilotaje. Una nueva acción de protesta que se une a las decenas de manifestaciones y asambleas informativas celebradas en el último trimestre a iniciativa del movimiento vecinal en diferentes puntos de nuestra geografía y de manera especial en los municipios en los que se ubican esos centros. Recordamos que, además del CS Huerta de los Frailes, son los siguientes: Alpes (Madrid-San Blas), Príncipe de Vergara (Madrid-Chamartín) y Federica Montseny (Madrid-Puente de Vallecas), Marqués de Valdavia (Alcobendas), Soto del Real, Puerta de Madrid (Alcalá de Henares), Las Olivas (Aranjuez), El Soto (Móstoles), Navalcarnero, Perales del Río (Getafe), Villalba Estación (Collado Villalba), Isabel II (Parla) y Arganda Felicidad (Arganda del Rey).

Desde que la Consejería de Sanidad hizo público su plan de recorte horario, la FRAVM no ha dejado de movilizarse para conseguir su retirada, al entender que lejos de buscar “mejorar la asistencia al paciente o las condiciones laborales de las y los trabajadores sanitarios, persigue establecer un sistema en el que poco a poco las plantillas de Atención Primaria disminuyan, provocando un aumento de las Urgencias hospitalarias y el deterioro del primer nivel asistencial, que es la Atención Primaria”, en palabras de Marisa Torres. Pero además, “¿qué va a pasar con las más de seis millones de citas que se cursaron en 2017 después de las 18:00?”, se pregunta. Por ahora, la Comunidad no ha dado respuesta alguna.