En consonancia con las organizaciones vecinales de todo el estado, agrupadas en la Red de Mujeres Vecinales, las mujeres del movimiento asociativo vecinal de Madrid reclaman este 25 de Noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, enfrentarse al negacionismo. Negar la violencia machista como un invento del feminismo es una peligrosa tendencia que se está instalando en algunos medios y sectores minoritarios de la población.

Desde buena parte de los barrios y municipios de Madrid, las asociaciones vecinales, este, como todos los años, se organizan para convocar a sus vecinas y vecinos a expresarse y enfrentarse a la violencia machista. Performances, actuaciones, homenajes, mesas redondas, cineforums y por supuesto concentraciones y manifestaciones, inundarán las calles de la ciudad de Madrid y de los pueblos de la Comunidad para reclamar “Barrios libres de violencia machista”.

Este año 2022, según los datos del Ministerio de Igualdad, un total de 38 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. A esta espeluznante cifra hay que añadir 2 menores, asesinados por sus padres, casos flagrantes de violencia vicaria, la ejercida sobre los hijos y las hijas con el fin último de dañar a las mujeres.

Las asociaciones vecinales tienen un claro compromiso con la lucha contra la violencia de género desde los barrios y pueblos. En torno a las dinamizadoras y dinamizadores vecinales de la FRAVM o a través de comisiones de la mujer o plataformas que agrupan a las asociaciones vecinales, las entidades han organizado diferentes acciones a lo largo de esta semana. El objetivo es denunciar la violencia y apelar al compromiso de vecinos y vecinas para ser un frente de repulsa y contención contra la violencia de género.

La Federación Regional de Asociaciones Vecinales, por su parte, está distribuyendo banderolas con el lema de este 25 de Noviembre, “Barrios libres de violencia machista, entre sus asociaciones y otras iniciativas barriales.

El pasado martes, la asociación vecinal La Incolora demostró que Villaverde Grita Alto Contra la Violencia de Género, en un homenaje a las mujeres asesinadas a causa de la violencia de género, con la lectura de sus nombres, para tenerlas presentes y no olvidarlas, y con la obra “El regalo” representada por el grupo de teatro de la asociación.

Acciones en los barrios y municipios

En Vicálvaro, las asociaciones vecinales agrupadas en la Red Enredadas han organizado a lo largo de toda la semana diferentes acciones en varios espacios, incluida la sede de la Asociación Vecinal AFUVEVA-Valdebernardo donde el próximo lunes 28 celebrarán un cineforum para debatir y reflexionar en torno a “La fuerza del hábito”, serie que deconstruye el uso invisible del poder hacia las mujeres, los estereotipos de género y el modo en que sus vidas están influenciadas por la sociedad heteropatriarcal.

Vallecas, a través del proyecto de Dinamización Vecinal de la FRAVM y de la Asociación Vecinal de Puente de Vallecas-San Diego, conmemorará la fecha del 25 de Noviembre bailando contra las violencias machistas. El jueves 24 a las 17:00 un flahmob, en el que se implicarán vecinas y vecinos de Puente de Vallecas, parará la Avenida de la Albufera para demostrar que el distrito entero no tolera las agresiones a las mujeres.

En Ciudad Lineal, el Colectivo de Mujeres del distrito y la Asociación Vecinal de Quintana rendirán homenaje el mismo día 25 a Juani Canal, que fue asesinada cruelmente por su pareja hace 19 años. Para ello, se han citado a las 17:00 en el Centro Cultural Alcalá Norte. Desde allí se trasladarán hasta el número 2 de la calle Boldano, el antiguo domicilio de Juani, donde colocarán unas pancartas y un ramo de margaritas, que eran sus flores preferidas. Lo harán junto a familiares de la vecina fallecida.

En Carabanchel, El Pozo, Lavapiés, Usera, Getafe, Leganés, Alcalá… las asociaciones vecinales de barrios y municipios implicarán a la vecindad en multitud de actos ya que los vecinos y vecinas son radares en la detección de la violencia machista más cercana. Las asociaciones vecinales están además actuando en muchos casos como primer punto de atención a mujeres víctimas de violencia de género y como enlace con centros educativos, comercio local, espacios de ocio o el centro de salud del barrio. Las asociaciones vecinales ofrecen además durante todo el año talleres y actividades que potencian el empoderamiento y autoestima de las mujeres, lo que supone un importante factor para prevención de la violencia machista. De igual manera la atención a la infancia que se realiza desde el movimiento vecinal supone un recurso vital para las madres y mujeres cuidadoras y como detección de casos de violencia machista.