Un centenar de personas se dieron cita ayer en el Centro Municipal de Salud de Alcalá de Henares para participar en la presentación pública de la Plataforma por la Agricultura Urbana Social de Alcalá de Henares, una coordinadora promovida por una veintena de entidades vecinales, ecologistas, educativas… de la localidad abierta, además, a nuevas incorporaciones.

En la presentación de la plataforma, de la que forman parte, entre otros colectivos, la Federación Comarcal de Asociaciones de Vecinos, la Asamblea local del 15M, Sobre la Roca, Ecologistas en Acción, Foro del Henares, Remar, Amansalva, CAJE, Marea Roja, AMPA Cervantes, ACTE, Alkhalachofa, Gak-Alcalá, HOAC, o Adac, sus portavoces explicaron el origen de una iniciativa promovida para hacer frente a las consecuencias de la crisis ambiental en el entorno del municipio complutense. Una crisis provocada por “un modelo de producción y consumo y de una sociedad urbano-industrial con una elevada huella ecológica”.

Frente al depredador modelo social imperante, la plataforma quiere recuperar los espacios agrarios de la vega y del norte de Alcalá de Henares, así como los numerosos solares en desuso que proliferan en el casco urbano. Así, “la ciudad conseguiría recuperar vínculos con el mundo y la cultura rural, rompiendo la ilógica dependencia que actualmente existe en el abastecimiento de productos frescos”.

El proyecto es ambicioso, pero ya han empezado a trabajar para materializarlo. Por el momento, se han reunido con los grupos municipales del PSOE, IU y UpyD, que han mostrado un apoyo unánime a la iniciativa. En breve, esperan mantener un encuentro con el equipo de Gobierno, del que esperan tener el mismo apoyo toda vez que, recuerdan, su puesta en marcha comporta un coste bajo para los beneficios que, a la luz de las experiencias puestas en marcha en otros lugares como Madrid, aporta.

Los huertos que la plataforma proyecta construir en las parcelas recuperadas seguirán criterios de agricultura ecológica y promoverán una red de consumo basada en la proximidad y el autoabastecimiento, para minimizar el consumo de petróleo.

El responsable de la comisión de Huertos Urbanos de la FRAVM compartió con los asistentes la experiencia acumulada por los más de 30 huertos comunitarios que, en este momento, funcionan en la capital y les invitó a sumarse a la Red de Huertos Urbanos, un espacio de cooperación y solidaridad que está sembrando simientes cada vez en más rincones de la región.