La Escuela-Conservatorio Manuel Rodríguez Sales de Leganés atraviesa una situación límite. Su AMPA denuncia que faltan seis docentes, el 23% de la plantilla, y que “este curso no se ha sustituido ninguna baja/excedencia de profesores”. Por este motivo, algunos alumnos y alumnas, como los de trompeta y viola, no han podido recibir una sola clase desde el inicio del curso, a pesar de que el Ayuntamiento había ofertado esas especialidades.

Por otro lado, el centro carece desde 2013 de convenio regulador entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, un requisito imprescindible para formalizar el traspaso de competencias del conservatorio al Consistorio. “La inexistencia de dicho convenio ha supuesto la excusa a lo largo de los años para la falta de inversión y para el abandono en la que se encuentra en la actualidad la Escuela- Conservatorio”, indica la asociación de madres y padres del alumnado.

A esto se suma la ausencia de equipo directivo desde el pasado 1 de diciembre. Por ello, “la comunidad educativa reclama un equipo elegido democráticamente y ligado a un proyecto educativo. Seguimos a la espera de que esto sea una realidad pues aún no tenemos fecha para su sustitución”, indica la AMPA.

Además, la asociación denuncia que el centro no dispone de dinero para pagar a las empresas de servicios, no hay profesores idiomas para la especialidad de canto ni afinadores de pianos , y ni siquiera se está cubriendo el transporte de instrumentos. “Como consecuencia, el pasado 21 de diciembre las mismas familias, alumnos y amigos tuvieron que transportar los instrumentos por el centro de Leganés para ofrecer un concierto organizado por el propio Ayuntamiento para amenizar las fiestas”, se queja la asociación.

Por todo lo anterior, la entidad, con el apoyo de las federación de asociaciones vecinales, demanda al Gobierno local de Leganés (“que parece no disponer de mecanismos ni voluntad de solucionar esta situación”), que dote de “presupuestos dignos a la Escuela-Conservatorio tanto para desarrollar la labor educativa (transporte de instrumentos, profesores de idiomas, afinadores, becas, etc.) como para una reforma integral del edifico, que incluya la construcción de un auditorio propio”.

Y por supuesto, como “medidas urgentes”, reclama el reemplazo de los profesores de baja o en excedencia, la elección de un nuevo equipo directivo y la firma del citado convenio regulador, en cuyo marco debería crearse una mesa de seguimiento con representación de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento, la AMPA y la dirección de la Escuela-Conservatorio.

“Reivindicamos una enseñanza musical de calidad a la altura de lo que Leganés se merece” resume la asociación en una nota que ha hecho pública con motivo del festival reivindicativo.