Diferentes plataformas y movimientos sociales de Madrid que trabajan en defensa de los derechos de ciudadanía, de los servicios públicos, de la democracia participativa y de la sostenibilidad social y medioambiental de nuestra región se dieron cita el pasado mes de octubre en el denominado Encuentro Vecinal para elaborar una suerte de programa depropuestascomunes que dirigirán a las fuerzas políticas que concurrirán a los próximos comicios autonómicos y municipalescon el objetivo de que las incluyan en sus respectivos programas electorales y se comprometan con su ejecución.

La ronda de encuentros comenzó el pasado 20 de enero con Podemos Madrid y continuará el lunes 26 de enero con UPyD, el jueves 29 de enero con IU y el viernes 30 de enero con Ganemos Madrid.

El documento de propuestas está consensuado por la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Ecologistas en Acción, la Plataforma contra la Privatización del Canal de Isabel II, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública, la Plataforma Madrid en Transporte Público, la Red de Huertos Urbanos de Madrid, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Madrid, la Asociación de Afectados por la Venta de Vivienda Pública, Hacenderas, la Plataforma Mayores en Acción y la Asamblea de Marea Verde.

Destacan, en materia de sanidad, la recuperación del sistema público, universal y de gestión y provisión cien por cien públicas, la recuperación de la propiedad y gestión de todos los hospitales y centros sanitarios privatizados y la derogación de la ley de exclusión sanitaria.

En educación, las organizaciones apuestan, asimismo, por la educación pública mediante la paralización de los conciertos y la eliminación de los beneficios fiscales que disfrutan las familias que optan por este modelo y los centros concertados.

En política social, las organizaciones proponen la aprobación de una ley de barrios para avanzar en el equilibrio territorial, garantizar el cobro de la Renta Mínima de Inserción a todas aquellas personas que tienen derecho a ella; la creación de una tarjeta de transporte gratuita para personas en situación de vulnerabilidad económica y la remunicipalización de los servicios sociales, entre otras.

En materia de vivienda, reclaman la paralización de los desahucios, la aprobación de la dación en pago y la creación de un gran parque de vivienda pública en alquiler social. Exigen, asimismo, la recuperación de las viviendas públicas vendidas por la EMVS y el IVIMA a fondos buitre y la puesta en uso de las viviendas vacías de bancos e inmobiliarias mediante un recargo del 50% en el IBI y mediante la expropiación temporal del uso.

La lucha contra la pobreza energética y la contaminación atmosférica, acústica, lumínica y electromagnética, el mantenimiento de la gestión cien por cien pública del Canal de Isabel II, la promoción de la reutilización en la gestión de residuos sólidos urbanos nuclearían, entre otras propuestas, el necesario cambio para construir un Madrid sostenible en términos medioambientales.

En el capítulo de participación ciudadana, proponen la implantación de presupuestos participativos, la realización de unan auditoría ciudadana de la deuda de la Comunidad de Madrid y de los municipios y una descentralización de competencias políticas, económicas y administrativas del Gobierno regional a los municipios y de éstos a los distritos, contemplando la elección directa de concejales de distrito y la gestión, por parte de las juntas municipales, del 50% del presupuesto municipal.