Durante la manifestación, “se llevarán a cabo diversas actividades infantiles con la ayuda del Huerto de Montecarmelo, que se ha ofrecido a ayudar en este día de demanda de su centro de salud”, indica la entidad.

El colectivo vecinal recuerda que “la infraestructura pública, competencia de la Comunidad de Madrid, lleva comprometida desde mayo de 2008, tras un acuerdo de cesión de parcela del Ayuntamiento con la FRAVM, donde el primero se comprometió a instar a la Comunidad de Madrid su materialización”.

Tras muchos años de silencio, en noviembre de 2017 la Asociación Vecinal de Montecarmelo mantuvo una reunión con responsables de la Gerencia de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud de la Consejería de Sanidad, en la que estos aseguraron que el centro de salud empezaría a construirse en la primavera de 2018, para estar concluido en noviembre de este año 2019, y “en estas fechas funcionando ya con total normalidad”. Pero tal y como señala la entidad vecinal, esto no solo no ha ocurrido, sino que la parcela que debería albergar esta infraestructura no ha sufrido actuación alguna sobre el terreno.

Según informa Javier Pérez, portavoz de Sanidad de la asociación, “actualmente, los vecinos y familias de Montecarmelo nos tenemos que desplazar a otros barrios para acudir a un centro de salud público. En concreto, el de Mirasierra, que corresponde a un buen número de vecinos, no está comunicado por transporte público, y tenemos que acudir a él en vehículo particular, dada la lejanía a la que se encuentra”.

Un barrio abandonado por las administraciones
Montecarmelo, barrio enclavado en el distrito de Fuencarral-El Pardo, y cuyas primeras viviendas empezaron a entregarse en 2003, cuenta ya con unos 24.000 habitantes, de los cuales cerca de 7.000 son menores de 14 años, el tramo de población que demanda atención en pediatría. Esta situación, según señala Fernando Mardones, presidente de la asociación vecinal, “supone que demandemos muchos servicios e infraestructuras que, en poblaciones de similar número, tienen resueltas desde la entrega de las primeras viviendas, algo que no ha ocurrido en nuestro caso, tal y como se demuestra al carecer, tras más de quince años de funcionamiento, no sólo de centro de salud, sino de instituto de secundaria, biblioteca, polideportivo municipal u otras infraestructuras culturales y de ocio dirigidas sobre todo a la población infantil y juvenil”.

A lo anterior, se queja el colectivo barrial, se suman los enormes problemas de tráfico y movilidad que sufren a diario debido a la falta de infraestructuras viales acordes a la población existente y a un deficitario sistema de transporte público, que les impide estar conectados con otros barrios del distrito, como Arroyo del Fresno, Las Tablas, Tres Olivos o El Pardo, sin mencionar la falta de transporte público que les conecte con el IES San Fernando (uno de los institutos asignados al barrio) o con la Universidad Autónoma o los municipios de Tres Cantos o Colmenar Viejo.

Imagen: Parcela reservada para el centro de salud de Montecarmelo. / AV Montecarmelo.

Cartel concentración centro de salud Montecarmelo