El veredicto del Constitucional belga es una gran victoria para el Comité para la Abolición de las Deudas Ilegítimas (CADTM). Uno de sus juristas, Renaud Vivien, sostiene que “esta sentencia histórica es la culminación, en Bélgica, de una larga lucha política y jurídica contra los fondos buitre. Legalmente, es una victoria total contra NML Capital y su líder multimillonario Paul Singer – el mayor donante del Partido Republicano en los Estados Unidos – ya que todos sus argumentos fueron rechazados por la Corte”.

Recordemos que los fondos buitre son sociedades privadas que compran la deuda de Estados en dificultades a un precio muy por debajo de su valor original y luego reclaman el pago al 100% de dicho valor más intereses y penalizaciones. Alimentándose de las dificultades financieras de los países, registran beneficios que representan por término medio entre tres y veinte veces su inversión, lo que equivale a rendimientos del 300% al 2000 %, según datos de Naciones Unidas (Informe del Comité consultivo del Consejo de los derechos del hombre , 20 de Julio de 2016,33 sesión , Documento nº A/HRC/33/54).
Para poner fin a estas prácticas especulativas, que tienen un impacto perjudicial en las poblaciones de los Estados endeudados, el Parlamento federal belga legisló en 2015 con el objetivo de impedir que los fondos buitre recibieran en Bélgica más de lo que realmente pagaron para recomprar la deuda del Estado atacado, incluso aunque obtuvieran una sentencia en el extranjero que les fuera favorable.

Al desestimar la demanda del fondo NML Capital, la Corte Constitucional belga da luz verde para intensificar la lucha contra los acreedores ilegítimos a nivel internacional. Como señala Vivien, “los Estados ya no tienen excusas y deben adoptar leyes similares a las de Bélgica para poner fin a la especulación sobre las deudas. Esto es lo que exigen los movimientos sociales que luchan contra las deudas ilegítimas, pero también el Parlamento Europeo en su resolución de 17 de abril de 2018”. Este último pide a los Estados miembros de la Unión Europea que adopten leyes contra la especulación de los fondos buitre basadas en la legislación belga.

Por lo tanto, a tenor de la Plataforma contra los Fondos Buitre en España, la lucha debe continuar contra la especulación sobre las deudas públicas, pero también sobre las deudas privadas, sobre las que prosperan los fondos buitre. La Plataforma, que reúne a numerosos colectivos, hace frente a los fondos de inversión que especulan en sectores estratégicos como el inmobiliario o el sanitario y promete luchar por la adopción de una legislación similar a la belga. Sólo la movilización en este sentido “puede frenar a Paul Singer, que, insaciable, ha movido ficha en España adquiriendo la empresa de recobro de créditos impagados Gesif en 2013, apoderándose de las deudas dudosas de Bankia y Santander y entrando en el capital de la concesionaria de autopistas Abertis. La lucha contra los fondos buitre también debe continuar ante las dificultades de pago de la deuda a las que se enfrentan actualmente varios países, que son una ganga para estas rapaces financieras”, concluye la plataforma en una nota que hizo pública en el día de ayer.

Imagen: CADTM.