Con unos índices de desempleo históricos y la reducción constante de recursos sociales y ayudas para atenuar las consecuencias del paro, las redes y espacios de intercambio se han convertido, para muchas personas y entidades, en elementos esenciales cuando no en imprescindibles. Ante una Administración desbordada por la coyuntura, tanto en Internet como en la calle proliferan este tipo de lugares colectivos donde encontrarse, compartir y, en ocasiones, lanzar y desarrollar junto a otras personas proyectos de empleo. En este marco, la Mesa de Empleo e Inmigración de Carabanchel y Latina, una de las redes de coordinación de entidades con más solera de la capital, organizo el pasado 3 de octubre “Más que empleo”, un “espacio de encuentro entre personas, empresas y organizaciones interesadas en el emprendimiento, en favorecer la empleabilidad y apoyar la consecución de puestos de trabajo por cuenta propia y ajena”.

“Más que empleo” no se ideó como una feria de empleo ni una jornada de debate para técnicos y especialistas. Tampoco como un lugar en el que “colocar” el currículum vitae a la empresa de moda. Lo que se promovió fue un encuentro en la calle entre vecinos, vecinas, entidades públicas, asociaciones y empresas en el que intercambiar ideas, saberes y experiencias con el fin de generar oportunidades laborales. Para llevarlo a cabo, la Mesa de Empleo e Inmigración de Carabanchel y Latina, en la que participan más de 30 entidades y colectivos de estos dos distritos, elegieron un emplazamiento de enorme afluencia: los jardines del Puente de Toledo que, situados en el extremo sur de la construcción, sirven de límite de la Glorieta Marqués de Vadillo.

Un muro “activo” en el que los participantes colocaron carteles de “Doy” y “Ofrezco” abrió una jornada en la que se escucharon, de la voz de sus protagonistas, media docena de modestas experiencias de autoempleo (como una empresa de tartas y golosinas,una peluquería o una asesoría de contenidos y posicionamiento on line), además de las intervenciones espontáneas de las personas que expresaron sus dudas, recorridos profesionales y anhelos en un espacio de “micro abierto”. Junto a estas actividades, la Mesa de Empleo volcó sus esfuerzos en propiciar lugares abiertos al intercambio de ideas entre las personas, entidades y empresas participantes, donde prime el contacto personal.

La Mesa de Empleo e Inmigración de Carabanchel y Latina, que se reúne una vez al mes desde 2003, está conformada por más de una treintena de entidades y proyectos centrados en el fomento del empleo, entre los que se encuentran el Plan Comunitario de Carabanchel Alto, la Agencia para el Empleo del Ayuntamiento de Madrid, Progestión, ASJUM, el Espacio de Igualdad María de Maeztu, la asociación de mujeres de Opañel, el Servicio de Dinamización Vecinal y el Servicio de Dinamización de Empleo, ambos de la FRAVM, el Secretariado Gitano, el CAD de Latina, la Asociación Solidaridad con Madres Solteras o el proyecto Apoyarte de la Fundación Atenea, entre otros.