Después de una larga e intensa movilización, las asociaciones vecinales de San Blas-Canillejas consiguieron en septiembre de 2017 la inauguración de una línea directa desde este distrito hasta su hospital de referencia, el Ramón y Cajal, la línea 165 de la EMT. El Consorcio Regional de Transportes de Madrid supeditó su continuidad a la demanda de pasajeros y pasajeras, y esta ha sido tan alta desde entonces que hoy el servicio no solo se encuentra perfectamente consolidado sino que pide una ampliación. Recogiendo una necesidad de los vecinos y vecinas del distrito, especialmente de aquellos más mayores o que carecen de vehículo propio, la Coordinadora de Entidades Ciudadanas de San Blas-Canillejas y la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Sanidad Pública iniciaron antes del verano una campaña de recogida de firmas en Change.org para reclamar la ampliación del horario a los fines de semana y días festivos. Tras un parón de dos meses, en octubre retomaron la iniciativa y en unas semanas han logrado casi 2.000 adhesiones. La petición, que va dirigida al presidente del Consorcio Regional de Transportes, se encuentra en la siguiente dirección: https://www.change.org/p/ampliaci%C3%B3n-a-fin-de-semana-el-servicio-emt-l165-hospital-r-yc

A estos apoyos hay que sumar 500 firmas en papel que han recogido en las últimas semanas a partir de mesas informativas colocadas en el mercadillo de San Blas.

“Es muy importante esta demanda, que ya hicimos conjuntamente con la ampliación de horario, pues en el hospital también tienen que hacerse pruebas los pacientes en fin de semana y muchas personas van a atender y visitar a las personas enfermas hospitalizadas”, asegura la plataforma en su petición.

Con una frecuencia de unos 30 minutos, la línea 165 circula de lunes a viernes de 6:45 a 21:20 entre la plaza de Alsacia y el Hospital Ramón y Cajal. Gracias a sus doce paradas, recorre la práctica totalidad del distrito, por lo que da servicio a casi 159.000 personas. Sus autobuses suelen ir muy concurridos, lo que da fe de su enorme demanda y utilidad para la población.

Las asociaciones vecinales están absolutamente convencidas de que la línea también sería muy usada si funcionase los sábados, domingos y festivos. Bus 165 Alsacia-Ramón y Cajal

Sin esta línea, las personas que desean (o se ven obligadas a) desplazarse hasta su hospital de referencia desde San Blas-Canillejas en transporte público están obligadas a tomar varios autobuses o a desplazarse en Metro hasta la estación de Begoña, después de realizar varios transbordos. Desde allí deben caminar diez minutos hasta el centro médico.

En total, deben emplear más de una hora desde el distrito. El servicio de Cercanías tiene una parada frente a la puerta principal del hospital, pero San Blas-Canillejas carece de estación que lo conecte con la red ferroviaria.

Las asociaciones vecinales y la plataforma sanitaria continuarán su campaña en las próximas semanas con la instalación de mesas informativas y de recogida de firmas en diversos centros de mayores y centros de salud del distrito.