Las asociaciones vecinales que forman parte de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) registraron a lo largo de la mañana de ayer más de 47.000 firmas y 2.600 reclamaciones contra la tasa de la basura aprobada por el Ayuntamiento de la capital en las sedes de las 21 juntas municipales.

La acción forma parte de la campaña promovida por la Federación vecinal contra la polémica medida que, a juicio de la organización, no es ecológica, progresiva, justa ni oportuna. Para la organización, las tasas son necesarias para el mantenimiento de los servicios públicos, en este caso la recogida de los residuos, pero el establecimiento del valor catastral de las viviendas como referencia para fijar la cuantía de la tasa no informa de la capacidad económica de las familias ni del uso que hace del servicio de recogida. Tal y como está definida es, por tanto, injusta.

El propio Ayuntamiento ha reconocido que la tasa servirá para hacer frente a la crisis de ingresos que sufren las arcas municipales. Una crisis que no sólo responde a la merma de ingresos derivada del parón de la actividad inmobiliaria, sino también a la política de despilfarro que arroja lo que es de todos al pozo sin fondo de proyectos megalómanos concebidos más para el autobombo y la propaganda que para hacer frente a las necesidades de la población. A juicio de la Federación vecinal, por tanto, la tasa no está diseñada para pagar un servicio. Constituye, más bien, una medida meramente recaudatoria que nada tiene que ver con la defensa del medio ambiente y con la mejora de un servicio.

La FRAVM pide, por tanto, al Ayuntamiento de Madrid que la retire.

Todas las asociaciones vecinales se darán cita en la concentración convocada por la Federación vecinal para el próximo domingo 15 de noviembre a las 12h en la Puerta del Sol. La movilización cuenta con el apoyo del PSOE, IU, Foro Social de Madrid, UGT-Madrid, CCOO-Madrid, la Confederación General de las Pequeñas y Medianas Empresas del Estado Español (Copyme), la Confederación de Consumidores y Usuarios de Madrid (CECU), la Unión de Consumidores de España (UCE), Ecologistas en Acción y la Unión de Cooperativas de Consumidores y Usuarios de Madrid (Uncuma).