El Ayuntamiento de Madrid, gobernado por José María Álvarez del Manzano, cedió en el año 2002 una parcela de 11.500 metros cuadrados en el distrito de Hortaleza a Miramón Mendi, la productora del empresario teatral José Luis Moreno por un periodo de 75 años. En ella se construiría el denominado Coliseo de las Tres Culturas, un proyecto “concebido y diseñado para convertirse en el referente cultural mundial de las artes escénicas” que contaría con “tres grandes espacios escénicos, únicos por su dotación, capacidad y condiciones, un museo de arte moderno y contemporáneo, un conservatorio de música, varias salas de exposiciones, una escuela de arte dramático y diversos centros de enseñanza artística para los más jóvenes”. Hoy y, tras varios años de insistentes denuncias por parte de la Coordinadora de Asociaciones de Hortaleza y de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), el Ayuntamiento de Madrid ha aceptado por fin iniciar los trámites para proceder a la reversión de la parcela por incumplimiento de contrato.

A finales de 2002 y, al objeto de permitir la ejecución del megaproyecto de Miramón Mendi, el Ayuntamiento de Madrid modificaba el uso asignado a una parcela incluida en el Plan Parcial Los Llanos, cambiándolo de educativo básico a cultural singular. Hurtaba así a las vecinas y vecinos de Hortaleza un suelo que las asociaciones vecinales reivindicaban para la construcción de un Centro de Formación Profesional.

El 9 de septiembre de 2004, J.L. Moreno solicitó del Ayuntamiento la licencia de obras para la construcción de un complejo con 121.561 m2 de edificabilidad, más otros 75.000 m2 divididos en tres plantas de aparcamiento subterráneo con capacidad para 3.000 vehículos que deberían finalizar en 2006.

El 21 de noviembre de 2006 y, toda vez que las obras ni siquiera habían comenzado, la FRAVM urgió al Consistorio madrileño a recuperar la parcela municipal por incumplimiento del plazo de ejecución de las obras y a modificar nuevamente el Plan General de Ordenación Urbana de la capital para devolver la parcela a su uso original.

“Hoy, y después de más de tres años de pelea, por fin hemos conseguido que el Ayuntamiento de Madrid recupere unos terrenos que jamás debió ceder a una empresa privada”, declara Francisco Caño, de la Coordinadora de Entidades Ciudadanas de Hortaleza. “La parcela llevaba más de tres años en una total situación de abandono. Ahora -añade- esperamos que el Ayuntamiento garantice el carácter público de los equipamientos que se construyan”.