“Vallecas vive un momento de excepcionalidad democrática y deterioro de sus instituciones locales. En una semana, la presidenta de la Junta Municipal, Eva Durán, ha suspendido un pleno y ha puesto las condiciones para hacer imposible otro, se ha obstaculizado el acceso a los mismos de los vecinos, blindando la sede municipal con un desmesurado dispositivo policial, que no ha dudado en cargar contra representantes vecinales y de la oposición”, indican las organizaciones convocantes en un comunicado.

La desproporcionada e injustificada actuación de la policía municipal se saldó con tres detenidos y seis imputados a los que se achacan varios delitos “basándose en una tergiversación de los hechos, como atestiguan las imágenes de televisión”. Entre los afectados se encuentra un vocal de Izquierda Unida, el director de Tele K y el presidente de la Asociación de Vecinos del Alto del Arenal. “Estos hechos son muy graves en sí mismos, tienen como objetivo socavar el prestigio del movimiento vecinal, el de los medios de comunicación locales y el de la oposición”, aseguran.

“Hemos llegado a esta situación tras catorce años de permanencia de la actual presidenta, Eva Durán, al frente de la Junta Municipal -continúan. Esta larga etapa ha estado jalonada por innumerables incidentes y prohibiciones entre las que destacan la no autorización de la Batalla Naval en diferentes ediciones, la suspensión del Palomeras Rock o los diferentes incidentes con los Carnavales. Su nula voluntad de diálogo propicia el surgimiento de conflictos perfectamente evitables”. “¿Cómo es posible que solo después de los incidentes del día 4 y la alarma social consiguiente, la presidenta de la Junta haya aceptado reunirse con la A.V. del Alto del Arenal, casi dos meses después de haberlo solicitado?”, se preguntan las entidades vecinales.

Por todo ello se hace necesario recuperar la normalidad democrática en Vallecas, el establecimiento de cauces de diálogo, el mutuo respeto entre vecinos e instituciones. Con este fin “exigimos la retirada de los cargos contra los vecinos por agresiones a la Policía Municipal a la finalización del pleno suspendido por ser manifiestamente falsos”, indican las organizaciones vecinales vallecanas, que también instan a la Alcaldía a que destituya a la concejala y al jefe de la Policía Municipal “como responsable último de los sucesos”.