En mayo de 2003, el Gobierno de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital celebraron, por todo lo alto, la conmemoración del levantamiento popular de 1808 contra las tropas napoleónicas destacadas en Madrid. Como en años anteriores, lo hicieron en el barrio de Maravillas, más conocido por Malasaña, nombre adoptado en memoria de Manuela Malasaña, una joven costurera asesinada por los soldados franceses.

Los atentados del 11-M malograron la celebración de la festividad al año siguiente. Desde entonces, el Ayuntamiento y el Gobierno autonómico no han vuelto a organizar las fiestas del Dos de Mayo en el emblemático barrio, que en los años posteriores a la dictadura se convirtió en cuna de la movida madrileña.

“Parece que esta zona resulta incómoda a las autoridades”, sentencia Isabel Rodríguez, portavoz de la Asamblea Ciudadana del Barrio de Universidad (ACIBU). Las asociaciones y colectivos del barrio, sin embargo, están decididos a que “una de las fiestas con más arraigo de la ciudad vuelvan al centro de Madrid durante el fin de semana del 2 de mayo”, por lo que se han coordinado para sacar adelante un nutrido programa de actividades del que podrán disfrutar sus vecinos desde el viernes 29 de abril hasta el lunes 2 de mayo. Destacan, entre ellas, el pasacalles inaugural, competiciones deportivas, interpretaciones corales, comidas populares, talleres para que los más pequeños aprendan a construir sus propios instrumentos musicales o a cuidar de un huerto urbano o el ya tradicional “rondacañas” por Malasaña.

Consulta aquí el programa.