Los miembros de la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto y de la Plataforma PAU de Carabanchel, hartos de esperar, se presentarán hoy, martes 8 de junio a las 19.30h. en la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid para darse cita con Esperanza Aguirre y tratar de un tema largamente aplazado: la ampliación de la línea 11 de Metro hasta el PAU. Si no logran su empeño hoy, seguirán plantándose en la Puerta del Sol hasta que la presidenta del Gobierno regional les conceda una cita.

Como ya informamos con anterioridad, la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto y la Plataforma PAU de Carabanchel presentaron el pasado mes de mayo más de 3.000 alegaciones al Proyecto básico de Construcción de la Infraestructura de la Prolongación de la Línea 11 del Metro de Madrid a Carabanchel Alto. A día de hoy todavía no han obtenido repuesta a sus demandas. La propuesta vecinal, defienden los representantes de ambas entidades, apenas supone la construcción de 1,5 kilómetros más con respecto al plan actual, una cifra insignificante frente a los más de 100 km. que el Gobierno regional tiene previsto construir.

De persistir esta situación, el equipo de Esperanza Aguirre “excluirá a una buena parte de los más de 25.000 vecinos del casco viejo, impedirá la ampliación del Metro hacia el PAU –que, con más de 30.000 nuevos vecinos, será el único de Madrid que no contará con suburbano- y alejará definitivamente la línea 11 de nuestro barrio, constituyendo un nuevo engaño a los vecinos y vecinas de Carabanchel Alto”, que llevan más de 20 años abanderando esta lucha.