Convocados por la Asociación de Vecinos y Vecinas La Flor del barrio del Pilar, los afectados por la remodelación de la M-30 que, a su paso por Monforte de Lemos, tiene previsto construir un túnel, se reunieron el día de ayer para constituir una comisión que organice la oposición vecinal al proyecto. Uno de sus primeros trabajos ha sido organizar una recogida de firmas que presentarán en el próximo Pleno Municipal de su distrito, que se celebrará el próximo jueves 1 de juliopara exigir la retirada inmediata del proyecto. Más adelante, las firmas le serán entregadas al alcalde Ruiz Gallardón.

Las alegaciones que la A.V. presentó apuntan al posible impacto de vibraciones producidas por la circulación de vehículos a velocidad considerable, así como el riesgo de daños en la estructura de los edificios colindantes durante el periodo de construcción para lo que piden se levante acta notarial del estado actual de los edificios colindantes con la obra, para paliar los hipotéticos desperfectos que pudieran sufrir.

Denuncian, asimismo, la contaminación por humos que producirá la nueva M-30 enterrada, al concentrar la salida de estos en unos pocos puntos (tres) de una de las zonas más pobladas del barrio. Por todo ello, exigen que las zonas arbóreas que se van a perder se repongan y que se incrementen las zonas verdes en la avenida de la Ilustración. Piden que, durante el período de obras, se tomen las medidas para minimizar las molestias por ruidos, polvo, accesibilidad e inoperancia de la actividad de los comerciantes de la zona, que podrían encontrar la ruina de sus negocios.