Después de la Casa de Campo y el Paseo de Camoens, el Consistorio madrileño ha cerrado al tráfico la carretera de la Dehesa de la Villa entre la avenida de la Complutense y Francos Rodríguez. Desde hoy, por tanto, los conductores que atravesaran el parque en su itinerarios cotidianos tendrán que optar por continuar viaje por Antonio Machado y después Sinesio Delgado, o bien por Ciudad Universitaria, una medida que afecta a cientos de vehículos que circulan cada día por el parque más antiguo de la ciudad para acceder a Bravo Murillo y plaza de Castilla desde la vecina Ciudad Universitaria. Recordemos que la Dehesa de la Villa es una de las áreas verde más antiguas de la ciudad -sus primeras referencias datan del siglo XV- y una joya desde el punto de vista histórico, medioambiental, paisajístico que, desde hace años, ha contado con la defensa a ultranza de los vecinos de la zona, unidos en la Coordinadora Salvemos la Dehesa de la Villa, integrada por las asociaciones de vecinos de San Nicolás Dehesa de la Villa, Barrio Unido de Valdezarza, Paloma Dehesa de la Villa, Ciudad de los Poetas, Valdeconejos Puerta de Hierro, Cerro Peñabel, La Unión Berruguete Rastrillo, la FRAVM, Ecologistas en Acción, Asociación de Viandantes y A PIE. A lo largo de los últimos años, han protagonizado múltiples acciones y movilizaciones en favor de la preservación y regeneración de este bosque en la ciudad, particularmente desde las fases de información pública de la Revisión del Plan General de Ordenación Urbana, que incluía agresivas actuaciones en su ámbito. Las propuestas de regeneración planteadas, incluidas en el Plan Director para la Dehesa de la Villa obtuvo incluso el segundo premio del concurso de proyectos urbanos Ana Tutor, convocado por el Primer Congreso Mundial de Salud y Medio Ambiente Urbano en 1998. El cierre al tráfico de la carretera materializado hoy encabezaba la lista de reivindicaciones y, sin embargo, ha coincidido con una manifestación vecinal contraria a la medida. ¿Por qué?Las razones de la oposición vecinal al cierre de la carretera Los vecinos de la A.V. Valdeconejos han expuesto, a través de una carta, los motivos de la movilización al concejal de la Junta Municipal de Moncloa-Aravaca, Manuel Troitiño. En ella, los vecinos manifiestan su total desacuerdo con el cierre de la carretera “sin antes preparar un plan serio de desvío del tráfico” y exigen que las alternativas” sean consultadas y negociadas con los representantes de los vecinos directamente afectados”. La asociación califica de “insensato” desviar el tráfico por la calle Isla de Oza, una vía sin aceras y ya excesivamente saturada por la que circulan las ambulancias del Hospital Puerta de Hierro”. Los vecinos consideran que el Ayuntamiento no puede cerrar una carretera por la que circulaban diariamente 20.000 vehículos y plantean, como ya expusieron en el Plan Director para la Dehesa de la Villa, que el cierre se haga efectivo sólo los fines de semana o los domingos hasta que se establezcan alternativas que no agraven los problemas de congestión que ya existen en las calles adyacentes.