La Coordinadora de Asociaciones de Carabanchel quiere manifestar su satisfacción ante el anuncio hecho público ayer por José Bono de que el Ministerio de Defensa ha aprobado la cesión de 650 de las 1.100 camas del hospital militar Gómez Ulla a la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid ya que satisface la que ha sido una de las principales reivindicaciones del movimiento asociativo del distrito durante catorce años.

A pesar de esta cesión, la Coordinadora exige:

Que las 650 camas cedidas por el Ministerio de Defensa sean destinadas prioritariamente a proporcionar la cobertura sanitaria a la que tienen derecho los vecinos y vecinas de Carabanchel y Latina, exceptuando los casos de emergencia.

Que el hospital de Defensa Gómez Ulla sea, a partir de esta fecha, el hospital de referencia para la prestación sanitaria integral a los vecinos y vecinas de Carabanchel y Latina, sin necesidad de esperar a la futura reordenación del mapa sanitario de Madrid.

Que el Ministerio de Defensa ceda estas instalaciones en perfecto estado para que puedan ser utilizadas de manera inmediata.

En este sentido, la Coordinadora anuncia que vigilará la plena satisfacción de estas reivindicaciones. De no ser así, continuará con cuantas acciones sean necesarias hasta conseguir que los vecinos y vecinas de Carabanchel y Latina tengan acceso a un hospital de referencia propio por el que llevan luchando una década.