La A.V. Unión Casa de Campo-Batán (Latina) ha dirigido una carta al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, manifestándole su apoya a las medidas de cierre al tráfico de la Casa de Campo porque “favorece su disfrute por todos los madrileños y porque da así satisfacción a más de treinta años de lucha de las vecinas y vecinos para garantizar la conservación de este privilegiado entorno natural”. No obstante, estiman que “en un futuro cercano será necesario incrementar las medidas de protección puestas en marcha”.

La asociación se sorprende de la actitud de los alcaldes de Boadilla y Pozuelo, “que con sus críticas sólo persiguen perpetuar su uso particular de este recinto público fomentando la primacía del transporte privado y despreciando el interés común de los madrileños, a cuyo Ayuntamiento compete el uso y protección de este parque”.

Los representantes de la entidad animan a los alcaldes de estos municipios “a poner el mismo empeño en fomentar el uso del transporte público entre sus vecinos, en especial el uso del metro ligero, que va a ser inaugurado en breve y que va a permitir que a los residentes de Boadilla y Pozuelo llegar a Madrid en transporte público”.