El Ayuntamiento de Leganés destinará 3,1 millones de euros a la peatonalización de las calles Luna, Vicente Aleixandre y Espejo y a la mejora de la pavimentación de las calles Ordóñez y El Charco.

La asociación vecinal de la Zona Centro, que denuncia que el Consistorio no ha consultado a los residentes, está trabajando en proyectos alternativos supervisados por técnicos en urbanismo. La entidad y la Asociación del Comerciantes de Leganés se preguntan si esta obra es “una prioridad dadas las circunstancias actuales de necesidad social”.

Reclama la paralización la paralización inmediata del proyecto y que se abran los cauces pertinentes de participación para que se puedan aportar otras alternativas que susciten el consenso de los vecinos y comercios con el proyecto.

Tampoco es del agrado de los vecinos otra intervención, en este caso promovida por la dirección del Campus de la Universidad Carlos III, que pretende cerrar el paso de una vía pública para uso de la Universidad.

La Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés exige el cumplimiento del convenio firmado el 22 de abril de 1994 en que se acordó que “la universidad y el ayuntamiento formalizarán las cesiones pertinentes de terrenos para que la nueva calle construida sea de titularidad pública, e integrando la calle antigua en los terrenos del Campus”. Pide, por tanto, la retirada del proyecto y el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad e higiene en este espacio ya que la calle “lleva tres años sin un servicio de mantenimiento adecuado”, “como en el resto de nuestra ciudad”.

La federación reclama una reunión urgente entre representantes de la Universidad, el alcalde y representantes de la federación para dar solución “de una vez por todas” a esta situación. De lo contrario, advierte, “llamaremos al vecindario a secundar cuantas movilizaciones convoquemos”.