La construcción de un gran parque en esa parcela, propiedad del Ministerio de Defensa aunque calificada como zona verde en el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, es una vieja demanda vecinal. Las asociaciones vecinales y ecologistas agrupadas en torno a Campamento Sí llevan años reivindicándolo. Sus razones son poderosas. Por un lado, la zona tiene un déficit enorme de zonas verdes y equipamientos deportivos. Por otro, el terreno se encuentra en el trazado histórico de la Cañada Real, un trazado “que “la Comunidad de Madrid pretende hoy desviar para poder especular”, a tenor de la plataforma. Es decir, para permitir la construcción de nuevos pisos y un parking.

Campamento Sí propone que el “parque de Las Moreras” forme parte de un corredor ecológico entre el río Guadarrama y la Casa de Campo, que sirva “para combatir la contaminación de Madrid y facilitar la entrada y salida de fauna y flora”. A tal fin, lleva recogidas en el portal Change.org más de 1.300 firmas de vecinos y vecinas en favor de la propuesta.

En el marco de esta batalla, esta mañana un grupo de personas se ha citado ante la valla del solar de la discordia para decorarla con decenas de lazos verdes. La acción ha servido para presentar la campaña “Lazos verdes por Las moreras”, que continuará mañana sábado, 26 de enero, con otro “anudado vecinal de lazos verdes biodegradables” a las 10:00. Una hora después, la plataforma ciudadana, con el apoyo de la AMPA Gonzalo Fernández de Córdoba, organizará una plantación de árboles en el retamar, junto al campo de fútbol de Campamento.

Posteriormente, el lunes 28 de enero a las 10:00 varios miembros de la red vecinal registrarán en la sede de la Consejería de Medio Ambiente (C/Alcalá, 16) las alegaciones al proyecto de la Comunidad de Madrid de desviar el trazado de la Cañada Real. “¡Ni parking ni más pisos, queremos un parque!”, subraya Campamento sí.

Foto: Corredor del Suroeste