El 21 de septiembre de 2017 la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, anunció el compromiso de acometer la ampliación de la línea 11 de metro hacia el norte, conectando la actual estación de Plaza Elíptica con las paradas Atocha-Renfe y Conde de Casal.

Previamente se habían producido dos votaciones, una en la Asamblea de Madrid y otra en la Junta Municipal de Carabanchel. En ambos casos los grupos de Podemos y PSOE (en Asamblea) y Ahora Madrid y PSOE (en la Junta Municipal) apoyaron la propuesta de ampliación de la línea 11 de metro hasta Atocha y más allá. Los grupos de Ciudadanos y PP votaron en contra, aunque este último se abstuvo en la votación en Carabanchel. ¿Premonición de lo que ocurriría después?.

Los vecinos y vecinas recibieron el anuncio de la presidenta regional con las debidas cautelas, “ya que conocemos lo que es prometer sin cumplir, en particular en el tema del Metro a nuestro barrio, cuya promesa fue incumplida por Alberto Ruiz Gallardón en el año 1999. Y nos parece un plazo muy largo que dicha ampliación no esté disponible hasta el año 2023, como anunció la Comunidad”, sostiene la Asociación Vecinal de Carabanchel Alto en un comunicado.

En la actualidad se están acometiendo los trabajos de estudio y redacción del proyecto para la realización de las obras de la muy demandada prolongación, que el 29 de diciembre de 2017 la Comunidad de Madrid presentó de la siguiente manera: “gracias a esta actuación se podrá llevar a cabo la prolongación de la línea 11 desde la estación de Plaza Elíptica hasta la estación de Conde de Casal, dando así respuesta a una demanda histórica de los vecinos, especialmente de los de Carabanchel, pero también de los habitantes de La Fortuna de Leganés. Serán 6,5 kilómetros de red y permitirá enlazar la línea 11 con otras líneas y estaciones”.

“Estamos a tres meses de las próximas elecciones autonómicas, de las que saldrá un nuevo gobierno de la Comunidad, y lo que queremos es que no se olvide esta necesaria reivindicación, y estos compromisos adquiridos. Por eso hemos traído a la sede del Gobierno regional la voluntad de las más de 10.000 vecinas y vecinos que han avalado con su firma esta petición, y que se suman a las 13 asociaciones del barrio que en su día pidieron también la ampliación”, sostiene la entidad barrial.

“Seguiremos muy atentos a los acontecimientos; tomaremos nota de qué partidos recogen esta demanda en sus compromisos electorales y cuáles no, y seguiremos luchando para que estas obras se realicen, a ser posible, en un plazo menor del anunciado”, concluye en su comunicado.