El dédalo de calles de Lavapiés ha sido escenario hoy de lo que ya empieza a ser tradición en el barrio. El desfile del dragón y el león ha partido a la una de Mesón de Paredes. Después de recorrer varias calles, ha llegado a la plaza de Cabestreros, ocupada por un enorme escenario enfrente del cual se han desarrollado varias actuaciones propias del folklore chino. A continuación, la asociación de vecinos ha ofrecido en su local un refrigerio para los visitantes, muchos de los cuales eran padres adoptivos de niños y niñas chinos. A las cinco de la tarde, debido a las siete horas de diferencia horaria con Pekín, se ha dado paso a la retransmisión en directo de la celebración en la capital china, que será sede de los Juegos Olímpicos en el año 2008 y ha manifestado su apoyo a la candidatura de Madrid. Después, la fiesta ha continuado en Lavapiés, que por quinto año consecutivo ha participado de las tradiciones de muchos de sus convecinos.

Según la tradición china, los nacidos a partir del día 8 de febrero estará marcados por un carácter franco, serán algo vanidosos y tendrán una tendencia natural a manejar las finanzas.