Varios centenares de personas vecinos y vecinas de Prosperidad secundaron una manifestación convocada por la AV Valle Inclán de Prosperidad con el apoyo de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), la Escuela Popular de Prosperidad, PSOE, IU y distintas asociaciones del Estado para poner de manifiesto su rotunda oposición a abandonar el local en el que, desde hace cinco años, desarrollan su actividad, tal como le exige el Gobierno regional. Y lo hicieron gritando al unísono ‘¡Basta ya, la aso no se va!’ y “No al desalojo”.

Al llegar a la Junta Municipal del distrito de Chamartín, representantes de la asociación entregaron una carta dirigida al concejal presidente de la Junta, Luis Miguel Boto, instándole a que se comprometa en la búsqueda de una solución consensuada para evitar el desalojo de una asociación que, recuerdan, lleva 35 años trabajando en defensa de los comunes intereses de las vecinas y vecinos del distrito. El Gobierno regional, recuerda Gloria Cavanna, portavoz de la entidad, “ha despreciado todos nuestros esfuerzos por llegar a un acuerdo para garantizar la continuidad de la actividad de nuestra asociación. Por eso, hemos pedido al concejal, como autoridad más cercana a la ciudadanía y miembro del mismo partido que gobierna el Ejecutivo autonómico, que haga un llamamiento al diálogo para asegurar que una de las asociaciones más activas del distrito puede seguir desarrollando su labor en favor del barrio. Hemos demostrado una vez más que la asociación sigue estando viva, que está en la lucha y que no quiere irse del barrio ni del local”. La pelota, ahora, está en el tejado del Gobierno regional y de la Junta Municipal de Chamartín.