La decisión de volver a manifestarse fue tomada ayer por la tarde en una nueva asamblea ciudadana que tuvo lugar en los locales de la asociación. Las más de 500 personas asistentes votaron de manera unánime continuar las movilizaciones con objeto de presionar a la Comunidad para que se siente a negociar y asuma su responsabilidad en la reparación de la deteriorada red de distribución calorífica del barrio. El portavoz de la AV Meseta, Félix López-Rey, informó que la consejera de Vivienda había suspendido una reunión que tenía fijada con la asociación para hoy, 26 de marzo, alegando “problemas de agenda”. “Cuando nos lo comunicó, nosotros propusimos varias fechas alternativas, pero la respuesta de la Consejería fue la misma: hay problemas de agenda”, indicó López-Rey, antes de añadir: “el tema es grave. No podemos abandonar ahora porque lo que está en juego es el respeto a un barrio”.

Junto a los colectivos del citado Foro, participaron en la asamblea ciudadana Vicente Pérez, de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, y Ladislao Martínez, de Ecologistas en Acción (EeA), dos entidades que mañana volverán a acompañar a los orcasiteños en su concentración. Pérez destacó que “tras las elecciones, los políticos parece que se han olvidado de Orcasitas, por eso es necesario animar a todos los vecinos a movilizarse, especialmente a los jóvenes, como ya se hiciera en los años 70”.

Por su parte, Ladislado Martínez, alabó las virtudes del sistema de calefacción del barrio por ser ecológico, justo y barato, “un modelo que cuenta con el apoyo absoluto del movimiento ecologista”. La central térmica de Orcasitas, que fue construida y es gestionada por los propios vecinos desde hace 30 años, asegura la calefacción de 2.400 familias, las cuales pagan 23 euros al mes por el servicio. Utilizando gas natural como combustible, se calcula que la instalación ahorra a la ciudad de Madrid una media de 1.215,5 Tm de emisiones contaminantes de CO2 al año.

El pasado 21 de febrero, alrededor de un millar de vecinos se manifestó ante la Asamblea de Madrid y un número similar hizo lo propio el 4 de marzo frente a la sede del IVIMA, organismo que detenta la propiedad de los terrenos de la central. “Están jugando a que nos aburramos, pero con Orcasitas se han equivocado, porque no nos vamos a rendir”, sentenció ayer Eloy Cuéllar, portavoz del citado foro social.